• Cargando...
En Vivo
Señal 1 Señal 2
  • Contacto
  • Frecuencias

Gobernador Regional del Biobío rechaza declaración de la CAM y critica pasividad del Gobierno

Francisca Plaza
Gobernador Regional del Biobío rechaza declaración de la CAM y critica pasividad del Gobierno Crédito: Agencia Uno.

Su absoluto rechazo a todo tipo de violencia manifestó el Gobernador Regional del Biobío, Rodrigo Díaz, tras la declaración de guerra de la Coordinadora Arauco Malleco (CAM) contra las forestales, consigna realizada a sólo días de la muerte de Pablo Marchant, miembro activo de la organización, y quien resultó baleado por Carabineros tras una acción de sabotaje contra una forestal en la comuna de Carahue.

 

La autoridad regional fue enfática: “No podemos validar o justificar la violencia con fines políticos. Todo lo contrario, debemos avanzar en un diálogo, donde se escuchen y respondan las justas y postergadas demandas de las primeras naciones, respetando las reglas democráticas. Esto, evitando el uso de la fuerza y de armas, que sólo conseguirán aumentar la cifra de heridos y de muertos, además del dolor y sufrimiento en las familias. Aquí cada vida es importante, ninguna está demás ni en el campo ni en la ciudad”.

Por otro lado, Díaz también lamentó las críticas a los integrantes de Convención Constituyente. “Esta entidad recoge las demandas de un país que se manifestó y consiguió un proceso histórico para redactar una nueva constitución, por lo que rechazarla o invalidarla es simplemente no reconocer su carácter plurinacional y de amplia representatividad a lo largo y ancho del país. Creo que es simplemente una postura negativa, casi automática, que nada aporta y sólo forma parte de un descontento, en este punto, sin base ni sustento, en vez de valorar este espacio amplio y democrático”.

Debemos exigir – añadió – a los tres poderes del Estado y a los constituyentes que establezcan de inmediato un diálogo constructivo que aborde este conflicto y que, de una vez por todas, se pueda establecer la fórmula que asegure la paz en los territorios, sin armas en las manos, protegiendo la convivencia de todos. Esto, lejos de la violencia de unos y de la indiferencia o pasividad de otros”, concluyó.

Relacionados