• Cargando...
En Vivo
Señal 1 Señal 2
  • Contacto
  • Frecuencias

El impacto de la pandemia en hogares de personas mayores: Escasez de cuidadoras dificulta el ingreso de nuevos residentes

Daniel Parra Roa
El impacto de la pandemia en hogares de personas mayores: Escasez de cuidadoras dificulta el ingreso de nuevos residentes Crédito: Referencial

En los Establecimientos de Larga Estadía de Adultos Mayores (ELEAM), los cuidadores son sumamente relevantes en la vida de los residentes. Su labor no solo abarca cuidarlos físicamente y preocuparse de sus necesidades básicas, sino además acompañarlos en su día a día y, en algunos casos, llegar a transformarse en su única “familia”.

Sin embargo, en la actualidad todos los ELEAM enfrentan un serio problema: la falta de personas que cumplan el rol de cuidadoras; situación que se agudizó el año pasado con la pandemia y que ahora complica a los Hogares para seguir acogiendo a más personas mayores que lo necesiten. 

Sobre este complejo panorama hablo esta tarde la  la psicóloga laboral Marcela Ramírez, Jefa de Reclutamiento y Selección en Fundación Las Rosas.

“Más de un 95% de quienes cuidan a personas mayores en nuestros hogares son mujeres; muchas de ellas son además madres y dueñas de casa y, por tanto, se vieron afectadas con el cierre de establecimientos educacionales, jardines y salas cuna, que se produjo en los períodos críticos de la pandemia”, sostuvo.

En la misma línea la experta agregó que “la falta de redes de apoyo familiares impidió a las mujeres seguir trabajando, pues su prioridad era quedarse en casa, cuidando a sus hijos”.

“A esto se suma las ayudas y  bonos excepcionales del Estado, que permitieron estar en casa para disminuir la exposición a eventuales contagios”, dijo Ramírez.

Al verse enfrentados a esta situación, los ELEAM se vieron obligados a ingresar menos residentes de lo presupuestado, debido a la necesidad de contar con un número determinado de cuidadoras para atender a los residentes, según su condición física y mental.

Actualmente, muchos ELEAM mantienen vacantes, pero no pueden hacer nuevos ingresos hasta que cuenten con el número adecuado de cuidadoras que establece la normativa; en este caso, el Decreto 14 del Minsal. 

Vocación de servicio

Según Marcela Ramírez, el requisito mínimo para las cuidadoras es haber cursado cuarto medio y sentir afecto y respeto por las personas mayores.

“También recibimos alumnos de carreras del área de la Salud o afines al cargo que postulen, como gastronomía en el caso del personal de cocina. Ellos tienen la opción de ingresar a hacer sus prácticas profesionales; luego, cuando terminan y se titulan también pueden seguir como colaboradores, con contrato laboral”, explicó la profesional.

Para eso la Fundación les entrega a todos sus postulantes y colaboradores capacitación y cursos gratuitos y de forma online para prepararse e ir perfeccionando su trabajo de servicio a las personas mayores. 

“Lo más importante es tener vocación. Es un trabajo de cercanía, esfuerzo y mucho cariño que realizan las cuidadoras”, dice Marcela Ramírez, quien hace una invitación a no abandonar esta labor.

“Para ellos, darles una sonrisa, tomarles la mano o escuchar sus historias hace la diferencia; algo que para nosotros es un gesto tan simple, pero para ellos es muy importante”, remarcó la psicóloga.

De esta forma desde Fundación Las Rosas hicieron una invitación general a “quienes quieran trabajar como cuidadoras y otros servicios de limpieza y cocina en los Hogares, pueden enviar su CV al correo reclutamiento@flrosas.cl”.

“Además de acceder a un trabajo formal, con turnos adaptados y respaldo laboral, quienes estén interesados “podrán aportar al cuidado de las personas mayores más desvalidas del país, que necesitan ingresar a un hogar”, agregaron desde la fundación.

Relacionados