Ya son 5 los productos de la Región Metropolitana -38 a lo largo de Chile- que cuentan con el reconocimiento “Sello de Origen”, iniciativa que impulsa el Ministerio de Economía, en conjunto con el Instituto Nacional de Propiedad Industrial – INAPI, para fomentar la valorización y la protección de productos nacionales que tienen una alta vinculación local.

Esta vez, el programa incorporó a su listado a la marca de certificación “Dulzura de San Pedro”, que fue creada para distinguir a las tradicionales frutillas de esa comuna. También se sumó a la marca colectiva “Dulce y fresca de Tiltil”, que identifica a las tunas, populares por su sabor y por su tradicional forma de producción, 100% orgánica.

En la actividad, el gobernador de la Región Metropolitana, Claudio Orrego, destacó la importancia que tienen estos proyectos tanto para la economía como para la identidad regional, sosteniendo que “hemos tenido años difíciles, lamentablemente la pandemia no nos da tregua y este es el momento en que debemos poner el trabajo, el emprendimiento y el desarrollo económico como una prioridad regional más allá de los colores políticos y en eso, decir que, este tipo de proyectos, que a veces parecen culturales, son también proyectos productivos”.

La Denominación de Origen abre mercados, fideliza consumidores, genera identidad de los productores, articula cadenas productivas, es decir, es un proyecto que busca reactivar la economía de nuestra región desde la periferia hacia el centro. Quiero agradecer a los alcaldes presentes por todo su apoyo y decirles que desde el Gobierno Regional Metropolitano de Santiago cuenten con nosotros porque vamos a seguir impulsando este tipo de proyectos que ayudan a nuestras comunas y a nuestra región”, concluyó.

En la misma línea, el Subsecretario de Economía, Julio Pertuzé, agradeció al Gobierno Regional el apoyo para la iniciativa y relevó la importancia de la cooperación entre los productores para lograr este resultado tan identitario para cada comuna: “Quiero extender todo el apoyo desde el Ministerio de Economía, a través de Sercotec y de los distintos programas que tenemos, para que esta ardua labor que se empieza a diversificar tenga toda la ayuda desde nuestra oferta e instrumentos”.

Tras la entrega de los certificados que acreditan la protección legal, la Directora Nacional de INAPI, Loreto Bresky, felicitó a los productores y representantes de ambos productos agrícolas de la Región Metropolitana, por la constancia y convicción para sacar adelante este desafío.

“Nos da mucho gusto ver el interés y esfuerzo que han realizado y que ha tenido como fruto el reconocimiento de sus productos a través del Sello de Origen. Este tipo de instancias son un claro ejemplo de cómo la asociatividad de las comunidades puede favorecer la producción tradicional, por medio de las herramientas que otorga el sistema de propiedad industrial”, enfatizó la autoridad.

El hito también fue destacado por Bruno Trisotti, Director Nacional de Sercotec, institución que gestionó la tramitación de ambos reconocimientos ante INAPI, proyecto que contó con el financiamiento del Gobierno Regional Metropolitano y el Consejo Regional. “Este reconocimiento -al gran trabajo que hacen los productores de frutillas y tunas- permitirá el desarrollo de la industria en las zonas. Además, el respaldo otorga un valor agregado de las frutas, se traduce directamente a un aumento en las ventas”, comenta la directora regional.

Actualmente, la comuna de San Pedro es una de las zonas productivas de frutillas más importantes del país, junto a Santo Domingo y Chanco, concentran el 80% de la superficie nacional. La Municipalidad de San Pedro, como titular de la marca de certificación, será quien certifique que las frutillas comercializadas bajo la marca “Dulzura de San Pedro”, cumplan con las condiciones de producción necesarias para acreditar el origen del producto, con el objetivo de impulsar la actividad productiva de la zona y potenciar el turismo en las distintas localidades vinculadas.

Agencia Uno.