19062018 - 23:45 La salud mental de niños, niñas y adolescentes: un tema que no puede esperar
Agricultura
Frecuencias de Agricultura en regiones
Copiapó 101.3 FM
La Serena 100.3 FM
Valparaíso 92.5 FM
Santiago 92.1 FM
San Fernando 99.1 FM
Talca 94.5 FM
Los Ángeles 100.5 FM
Concepción 88.1 FM
Temuco 103.9 FM
Osorno 91.1 FM
Puerto Montt 96.9 FM
Coyhaique 104.1 FM
Punta Arenas 98.7 FM
Opinión

La salud mental de niños, niñas y adolescentes: un tema que no puede esperar

Imagen del post

Esta semana conocimos los resultados de la auditoría social realizada a los Centros de Administración Directa (CREAD) de SENAME. En materia de salud mental, los resultados resultan abrumadores. Uno de cada dos niños, niñas y adolescentes (NNA) que viven en estas residencias tiene problemas de salud mental (55%), pero 46,4% de ellos no ha recibido siquiera una sesión de atención psicológica –en un contexto en que la razón por la cual están en residencias es que requieren de intervención, ellos y sus familias. La variación entre centros no es poca, yendo de 40% de NNA con problemas de salud mental en un CREAD de 6 a 12 años, hasta 78% en un CREAD de 12 a 18 años.

Para nadie que haya trabajado alguna vez en contacto con residencias, resultan una sorpresa estas cifras. Es alentadora, en este sentido, la noticia de que entre las medidas que propondrá hoy la Comisión de Infancia se contempla la creación de una red de salud mental con foco en los NNA bajo protección del Estado.

Desde Todo Mejora, aplaudimos estos anuncios, y estaremos atentos a su concreción, pero es imperante plantear el punto de la salud mental de todos los NNA como un problema urgente, de carácter nacional. Como consigna UNICEF, según un estudio publicado en la Revista Médica de Chile (2012), dos de cada cinco NNA de 4 a 18 presenta algún trastorno de salud mental. Según cifras del Ministerio de Salud (2015), dadas a conocer a la Comisión Especial Investigadora sobre SENAME II, un 20,1% de los niños entre 5 y 19 años presenta problemas de salud mental, de los cuales el 77,7% no está cubierto por la oferta existente. Entre otras cosas, esto se traduce en desastrosas cifras de suicidio infanto juvenil. Según los últimos datos, en 2016 cada dos días un NNA se suicidaba en Chile. Estos hechos no pueden seguir siendo considerados trágicas excepciones.

Estamos frente a un problema público ineludible, de gran envergadura y que no puede posponerse un minuto más. Necesitamos con urgencia un aumento del presupuesto destinado a salud mental, que equivalga , al menos, a un 5% del presupuesto total de salud. Requerimos de una Ley de Salud Mental, y un Programa Nacional para la Prevención del Suicidio con respaldo presupuestario que permita su puesta en marcha. Es imperativo ampliar las Garantías Explícitas de Salud (de 80 patologías AUGE, sólo 4 hoy corresponden a salud mental, y 3 de ellas incorporan a los adolescentes sólo desde los 15 años). Se requiere de una plataforma no presencial especializada, orientada a la prevención del suicidio en este grupo etario, las 24 horas los 7 días de la semana, multimodal, no sólo telefónica.

Desde Fundación Todo Mejora, llevamos seis años preocupados por esta problemática y nos ponemos a disposición de la sociedad estableciendo un canal de apoyo que brinda contención de jóvenes y niños afectados por el bullying y con comportamiento suicida. Sin embargo, nuestra capacidad como ONG es limitada, desde el 2017 a la fecha, hemos crecido en más de un 180%, teniendo en la actualidad más de 250 conversaciones por día, lo cual es reflejo de una necesidad mayor por atención en salud mental. Urge pensar intersectorialmente una estrategia que permita proteger eficazmente el derecho a la supervivencia y al desarrollo de todos los niños, niñas y adolescentes de Chile.


Potenciado por