• Cargando...
En Vivo
Señal 1 Señal 2
  • Contacto
  • Frecuencias

Pugh y senadores de RN advierten: “El Estado de Derecho está debilitado hasta un punto crítico en la Macrozona Sur”

Francisca Plaza
Pugh y senadores de RN advierten: “El Estado de Derecho está debilitado hasta un punto crítico en la Macrozona Sur” Crédito: Agencia Uno.

El senador Kenneth Pugh, junto a parlamentarios de Renovación Nacional (RN) emitieron una declaración conjunta sobre la preocupante situación que se vive en La Araucanía. En el documento destacan que la delicadísima situación que se vive en la llamada “Macrozona Sur” de Chile “no sólo es asunto de violencia, policías o leyes más o menos oportunas: es un asunto sistemático, que incluye una compleja tríada entre demandas políticas, usurpación de tierras y narcotráfico”.

Posteriormente indican: “Ejercer en este entorno funciones que la Constitución o la ley encomiendan al Poder Ejecutivo, Legislativo y Judicial, además del Ministerio Público, Carabineros y PDI, no resulta algo trivial, más aún para instituciones que no están habituadas a lidiar contra el miedo, la amenaza o eventuales infiltraciones o chantajes. En este sentido, nos parece que la institución más expuesta y vulnerable es el Poder Judicial. Basta observar las actuaciones judiciales más notorias de los últimos tiempos para llegar a la conclusión que, si la Corte Suprema quiere lograr éxito en su función de hacer justicia en este territorio, debe implementar medidas que escapan a lo habitual”. 

 

Un informe del mismo Poder Judicial reconoce que hay miedo en los funcionarios judiciales, y es así como una reciente resolución de la Corte Suprema autoriza a los tribunales amenazados a mantener el trabajo telemático, pide resguardos necesarios para evitar nuevos ataques como el sufrido por un tribunal en Cañete, y evalúa la entrega de un bono por zona de riesgo”, agregan.

Finalmente, Pugh y los senadores de RN señalan: “El Estado de Derecho está debilitado hasta un punto crítico en la Macrozona Sur. Necesitamos un compromiso firme y seguro de todas las instituciones públicas, y por cierto, del Poder Judicial, en todos sus niveles. Si la Corte Suprema estima que debe contar con herramientas procesales o tipos penales hoy inexistentes, debería hacerlo saber al Ejecutivo o al Legislativo a través de los medios que estime idóneos. Derrotar la violencia y el narcotráfico es tarea de todos, y nadie se puede restar.

Relacionados