presidente boric allende
Twitter
Comparte

El Presidente de La República, Gabriel Boric, encabezó el homenaje por los 50 años del discurso de Salvador Allende en las Naciones Unidas (ONU).

Además, el acto tuvo la presencia de los Mandatarios de España y Perú, Pedro Sánchez y Pedro Castillo respectivamente; el actor Pedro Pascal y la senadora e hija de Allende, Isabel Allende.

La ceremonia comenzó con una retransmisión de fragmentos de aquel histórico discurso de 1972, donde denunció a las "fuerzas que operan en la penumbra, sin bandera, con armas poderosas, apostados en los más variados lugares de influencia", y donde pronunció alguna de sus emblemáticas frases como que "Existe el imperialismo porque existe el subdesarrollo, y existe el subdesarrollo porque existe el imperialismo".

Tras ello, el jefe de Estado agregó que "no hay que tenerlo como una figura inmóvil, sino también como una idea, una idea que va adecuándose según los tiempos, una idea que va inspirando, una idea que está vigente porque cambia".

En ese sentido, la máxima autoridad del país resaltó que "creo que ese, también, es un aprendizaje. Los principios son incólumes, pero los caminos que tomamos, sin lugar a duda, se tienen que adecuar a las circunstancias que vivimos".

"La vigencia del pensamiento de Salvador Allende está en la consecuencia con la que actuó y, como decía antes, en su irrenunciable convicción democrática. Y, hoy día, tenemos el deber de encarnar esos principios en cada una de nuestras acciones porque la tentación de tomar otros caminos es muy fácil, lo vemos en países cercano", afirmó Boric.

Pedro Sánchez hizo guiños a lo mencionado por el Presidente Boric

El Mandatario de España pronunció en el Cervantes uno de sus discursos más emotivos, en el que aludió incluso al buque Winnipeg, fletado por el poeta Pablo Neruda para salvar a cientos de refugiados españoles en 1939 y llevarlos hasta el puerto de Valparaíso.

Incluso, evocó un paralelismo entre la época de Allende y la actual, donde detecta “una ofensiva de movimientos reaccionarios a escala mundial que viven de alimentar el miedo y la incertidumbre entre nuestras sociedades.

Según Sánchez, existen todavía, como entonces, "organizaciones globales ajenas a todo control (que) siguen condicionando debates y marcando el devenir de mercados que funcionan de forma ineficiente", y ello es "corrosivo para la democracia: sospechar que la ciudadanía elige cada cuatro años a quien gobierna, pero no a quien realmente manda".

El acto terminó con la entrega de una copia de aquel discurso de Allende a Boric, Sánchez y a la propia Isabel, regalo del ministerio de Exteriores chileno y que fue entregado por la canciller chilena Antonia Urrejola.

Últimas Noticias