rana archivos - Radio Agricultura
Publicado enNacional

Investigan muerte de mujer en San Felipe por uso de veneno de rana como medicina

La Fiscalía de San Felipe inició una investigación por la muerte de una mujer de 28 años tras un supuesto ritual de sanación donde se habría aplicado Kambó, nombre que recibe el sudor de una rana amazónica utilizado como medicina alternativa.

El ritual se habría realizado el pasado fin de semana, cuando la joven presentó problemas de salud que la mantuvieron inconsciente en la UCI del Hospital San Camilo de San Felipe, donde finalmente murió.

Por disposición de la fiscalía, la Brigada de Homicidios (BH) de la PDI está a cargo de las investigaciones para esclarecer lo ocurrido y analizar los químicos de la sustancia que la mujer se habría aplicado en el cuerpo.

En caso de confirmarse que la muerte se produjo efectivamente por el veneno del anfibio, significa que éste habría ingresado de manera ilegal al país pues se encuentra prohibido por su peligrosidad.

Publicado enEspectáculos

Kathy Contreras revela el tratamiento con ranas al que se sometió por su salud

¡No lo creo!

Sorprendió a todos. Y es que la ex chica reality, Kathy Contreras, reveló que se sometió a un exótico tratamiento con veneno de ranas para cuidar su salud. Así tal cual.

Según sostuvo a La Cuarta, “yo utilicé esta técnica cuando andaba baja energéticamente. Ojo, no es que se mate a las ranitas, por si acaso”, añadiendo que “lo que se hace es utilizar el sudor de que los sapos tienen en su lomo. Hay personas que van al Amazonas, y ese sudor lo traen para Chile”.

Pero… ¿Cómo se aplica?, la joven sostuvo al medio que  “te queman un poco la piel para hacerte unos hoyitos, así te sacan un poco de piel, entonces ahí aplican la medicina. Luego, el chamán que te lo está realizando canta una canción y una siempre tiene que ir con un propósito, como toda medicina alternativa”.

Para finalizar, la ex chica reality sostuvo que “yo lo busqué en vez de tomar pastillas y cosas así. Sentía que estaba media desorientada y quería enrielar mis ideas. ¡Por suerte me resultó!”.

¿Qué tal?