11122018 - 06:22 Dentista desmiente a Freddie Mercury: “Su dentadura no era la razón de su buena voz”
Agricultura
Frecuencias de Agricultura en regiones
Copiapó 101.3 FM
La Serena 100.3 FM
Valparaíso 92.5 FM
Valle del Aconcagua 102.3 FM
Santiago 92.1 FM
San Fernando 99.1 FM
Talca 94.5 FM
Los Ángeles 100.5 FM
Concepción 88.1 FM
Temuco 103.9 FM
Osorno 91.1 FM
Puerto Montt 96.9 FM
Coyhaique 104.1 FM
Punta Arenas 98.7 FM
Tendencias

Dentista desmiente a Freddie Mercury: “Su dentadura no era la razón de su buena voz”

Por NPSA |
Imagen del post
Crédito: Archivo

Freddie Mercury es una de las voces más brillantes del siglo XX, con un registro vocal de cuatro octavas, que podía escalar desde lo más grave a sonidos agudos con vibratos irregulares y rápidos, con una facilidad impresionante. Un genio musical con una característica muy particular: su prominente dentadura.

A quienes vieron la reciente película Bohemian Rhapsody, seguramente les llamó la atención el argumento que utiliza el ídolo musical, personificado por el actor Rami Malek, para ser parte de lo que, en un tiempo más, sería el grupo mundialmente conocido, Queen. Mercury afirma que el haber nacido con cuatro incisivos adicionales le permitía tener una gran calidad vocal.

Pero, ¿puede una mayor cantidad de dientes aumentar la capacidad vocal de un cantante? Según comenta el doctor Igal Cohen, cirujano dentista de la Clínica Dental Alberto Rosenberg, si bien una bóveda palatina más voluminosa puede generar una mayor capacidad de resonancia y más espacio para la movilidad lingual, no es factor de una alta calidad de voz.

“Un diente supernumerario, no condiciona de por sí un mejor manejo de las cuerdas vocales o una mejor técnica respiratoria, aspectos esenciales para la proyección y tenor de la voz. Lo que sí podría llegar a afectar es la dicción de fonemas, dificultando la expresión oral de la persona”, explica Cohen.

Pese a ser motivo de bullying cuando niño, el cantante jamás quiso corregir esta anomalía pues temía que esto disminuyera su calidad vocal. “Con todo, podemos suponer que Freddie Mercury tenía una creencia equivocada, la que lo llevó a sufrir malos ratos y burlas innecesariamente”.


Potenciado por