23032019 - 00:07 Ministro Walker propone "un control más eficaz" en elaboración de vinos
Agricultura
Frecuencias de Agricultura en regiones
Copiapó 101.3 FM
La Serena 100.3 FM
Valparaíso 92.5 FM
Valle del Aconcagua 102.3 FM
Santiago 92.1 FM
San Fernando 99.1 FM
Talca 94.5 FM
Los Ángeles 100.5 FM
Concepción 88.1 FM
Temuco 103.9 FM
Osorno 91.1 FM
Puerto Montt 96.9 FM
Coyhaique 104.1 FM
Punta Arenas 98.7 FM
Tendencias

Ministro Walker propone "un control más eficaz" en elaboración de vinos

Por Pablo Maturana |
Imagen del post
Crédito: FRANCISCO FLORES SEGUEL/AGENCIAUNO

El Ministro de Agricultura, Antonio Walker, anunció que se aplicará un control más eficaz en los procesos de elaboración del vino para evitar mezclas fraudulentas y asegurar la transparencia del mercado, durante un encuentro que sostuvo con representantes del sector vitivinícola, gremios relacionados y pequeños productores viñateros en la región del Maule.

Según el titular de la cartera, las medidas apuntan a mejorar la fiscalización de la Ley de Alcoholes y a dar respuesta a las demandas de los gremios viñateros para transparentar la producción del vino en Chile.

La reunión se realizó en dependencias de la Cooperativa Loncomilla, ubicada en la comuna de San Javier. El Ministro Walker estuvo acompañado del Director Nacional del Servicio Agrícola y Ganadero (SAG), Horacio Bórquez, el Intendente Regional, Pablo Milad, el Senador, Juan Antonio Coloma, la Senadora, Ximena Rincón, el Senador Rodrigo Galilea y la SEREMI de Agricultura, Carolina Torres, entre otras autoridades regionales.

“Vinimos a zanjar un tema muy importante para la industria vitivinícola nacional, que es la mezcla ilegal que se hace entre la uva vinífera y la uva de mesa, y hoy estamos anunciando buenas noticias para el sector, un paquete de medidas que va a adoptar el Servicio Agrícola y Ganadero y el Ministerio de Agricultura para asegurarles a los productores de uva vinífera de Chile que el gobierno va a velar por la transparencia de los mercados”, enfatizó el Ministro Walker.

En ese sentido, detalló que se garantizará un control más eficaz en la elaboración del vino para evitar mezclas fraudulentas. “Se establecerá la obligación de que todas las bodegas que vinifiquen uvas declaren ante el SAG cada temporada su condición de bodega elaboradora de vino de cepajes tradicionales, elaboradora de vino con uva de mesa y elaboradora de ambos tipos. Así el SAG tendrá disponible un registro claro y transparente de las bodegas según el tipo de vino, permitiendo un mejor control y trazabilidad respecto de la materia prima empleada en la elaboración de los vinos”, explicó el Ministro Walker.

Adicionalmente, señaló que las bodegas cuyo vino sea hecho con uva de mesa deberán dar aviso al SAG, al menos con 48 horas de anticipación, cada vez que efectúen recepción y molienda de uva.

Dentro de las medidas anunciadas también se encuentra la exigencia de “una denominación geográfica de la uva de mesa (…) el SAG tiene el registro de todos los huertos de uva de mesa de Chile, las empresas certificadoras podrán certificar entre uva vinífera y uva de mesa y esa certificación se realizará a través de la denominación de origen”, explicó Walker. Para esto se modificará el Reglamento Específico de las Empresas Certificadoras, ampliando su acción, y así todas las uvas destinadas a la elaboración de vinos, y también se va a fortalecer el control sobre las Empresas Certificadoras de uvas y vinos, ampliando la supervisión que realiza el SAG sobre la certificación y el servicio que entregan.

“Se va a duplicar la fiscalización del SAG en la industria, sobre todo en las regiones Metropolitana, de O’Higgins y Maule, donde hemos detectado que eventualmente pudiéramos estar hablando de un volumen de más o menos entre 250 a 300 millones de litros de una mezcla de uva vinífera y uva de mesa que no ha sido sancionada”, aseguró el secretario de Estado.

Para cumplir con esta disposición, el SAG va a instruir a sus Direcciones Regionales aplicar todos los instrumentos legales vigentes en materia de Ley de Alcoholes, para que las infracciones detectadas se sancionen apropiadamente y con todas las medidas que están disponibles en la ley para tales efectos, como son el comiso, la clausura de la bodega, la inmovilización de productos, e incluso la judicialización de los incumplimientos detectadas en los casos que corresponda.

El Ministro Walker también se refirió al requerimiento de rebajar el actual 7% de agua permitida en los vinos, para eso -detalló- que la comisión agilizadora de normativas del SAG y su mesa técnica comenzarán a trabajar a principios del mes de enero, revisando las distintas propuestas de modificación al actual porcentaje de agua empleado en la elaboración de vinos.

“A partir de 1 de enero iniciaremos una conversación con todos los gremios y el sector privado, para ver cómo vamos a modificar el reglamento 78 que habla y dice relación con la utilización por parte de la industria chilena de un 7% de agua en el vino. Hemos tenido algunas conversaciones y creemos que este tema lo tenemos que zanjar en el más corto plazo posible, porque existe una dispersión de opiniones muy potente”, agrego el titular del agro.

Por su parte, el Director Nacional del SAG, Horacio Bórquez, enfatizó que “el Ministro ha explicado las más importante medidas que, dentro de la ley, nos ha permitido tomar al Servicios Agrícola y Ganadero (SAG). Creemos que, con esto, y también con un sistema de desarrollo de trazabilidad completa que estamos iniciando vamos a poder mejorar sustancialmente y lograr controlar este fraude al que se ha referido el Ministro. Pensamos que, realmente, va a ser un avance grande y esperamos poder cumplirle a los agricultores y al país en el cumplimiento de una ley tan importante como la ley del vino”.

Para el Senador Juan Antonio Coloma, las medidas anunciadas por el Ministro Walker apuntan en la dirección correcta. “No es justo competir fraudulentamente con otros. Aquí lo que se está haciendo es transparencia. Lo que ha dicho el Ministro y Director del SAG es que habrá mejores normas y mucho más fiscalización. Cuando se habla del doble de fiscalizadores, de nuevo material, de una nueva máquina, lo que se está diciendo es que aquí es que el que altera, que se cuide. En cambio, quien trabaja bien el vino se tiene que beneficiar con mejores precios de un producto de exportación que, para la región del Maule, es absolutamente fundamental. Creo que esta es una gran noticia para la agricultura en el Maule”, enfatizó el parlamentario.

En tanto, el Intendente de la región del Maule, Pablo Milad, enfatizó que estas medidas “van a ayudar a mantener el prestigio de nuestro vino a nivel internacional. Es muy fácil perder la evaluación y la categoría que tiene el vino chileno en todo el mundo, por un comentario de que el vino chileno es mezclado o tiene más agua que la permitida y el SAG de la mano con el Ministerio y con instrucción directa del Presidente de la República tenemos que nosotros aplicar la fiscalización correspondiente para cuidar la imagen de nuestro país, para proteger las personas, los empresarios que trabajan de una forma correcta, transparente y cumplen las normas establecidas por el Gobierno”.

Por su parte, el presidente de la Asociación gremial Agrícola Central, Fernando Medina, expresó que “estamos muy contentos porque esto responde al planteamiento que hemos realizado, y después de largo trabajo gran parte de lo que hemos planteado está resuelto, y si el SAG logra fiscalizar como lo tiene que hacer vamos a poder parar un enorme porcentaje de estos fraudes que se han venido realizando y que tiene muy complicada a la pequeña agricultura”.

Finalmente, el presidente de Vinos de Chile, Maria Pablo Silva, destacó que estas iniciativas fortalecen la imagen de los vinos de nuestro país en el exterior. “Parte de la estrategia para aumentar la presencia de los vinos chilenos en el mundo es aumentarla calidad y en ese sentido es fundamental tener normas claras y que los vinos chilenos salgan al mundo con la calidad que Chile se merece. La meta que tenemos ahora es aumentar los precios con que se exporta el vino y tenemos que mostrar a los consumidores que los vinos chilenos son de una calidad superior, y esto es un gran avance”.


Potenciado por