19042019 - 09:02 Niños rescatados en Tailandia nunca salieron buceando: fue una gran mentira, según libro
Agricultura
Frecuencias de Agricultura en regiones
Copiapó 101.3 FM
La Serena 100.3 FM
Valparaíso 92.5 FM
Valle del Aconcagua 102.3 FM
Santiago 92.1 FM
San Fernando 99.1 FM
Talca 94.5 FM
Los Ángeles 100.5 FM
Concepción 88.1 FM
Temuco 103.9 FM
Osorno 91.1 FM
Puerto Montt 96.9 FM
Coyhaique 104.1 FM
Punta Arenas 98.7 FM
Tendencias

Niños rescatados en Tailandia nunca salieron buceando: fue una gran mentira, según libro

Por Andrés Cortés |
Imagen del post
Crédito: Captura

En Junio del 2018 el mundo se sorprendió con la historia de 12 niños y su entrenador que quedaron atrapados en una cueva en Tailandia, durante 17 días.

Todo un equipo de profesionales de rescate se desplegó lograr sacar a los menores de la cueva y, supuestamente, estos habrían salido del lugar nadando gracias a los expertos del buceo.

No obstante, todo esto sería mentira. O al menos eso postula el escritor británico Liam Cochrane en su reciente libro “The Cave“, que revelaría todos los secretos del evento que mantuvo al mundo entero con los pelos de punta.

Recordemos que cuando los niños fueron encontrados por los rescatistas, llevaban 10 días sin comida ni agua y se encontraban en la oscuridad absoluta, por lo que sacarlos era prioridad.

Cuando se dio luz verde al plan de rescate, al mundo entero se le dijo que saldrían buceando. Pero fue una mentira.

Captura

¿Cómo los sacaron?

La cueva era estrecha, no había luz y esto agregaba complejidad incluso para los mejores en su área. A esto se suma que muchos de los menores no sabían nadar, por lo que la idea original, en realidad no era la mejor.

Considerando estos antecedentes, surgió una idea que no parecía ser una locura: sedarlos. Pero ante el temor que este planteamiento podría generar en la familia de los menores, y a su vez del mundo entero, los rescatistas decidieron mentir, según señala el libro.

Captura

Entonces, ¿qué pasó realmente?

Antes de que los buzos ingresaran a la caverna, hicieron una prueba con 3 jóvenes en una piscina y, como salió según lo esperado, obtuvieron el permiso correspondiente.

Un cóctel de Xanax, Ketamina y Atropina fueron lo que utilizaron para dormir a los jóvenes deportistas que se encontraban atrapados en la cueva.

Luego les pusieron mangueras con oxígeno pegadas en su boca selladas con silicona y luego cada uno de los buzos profesionales cargaría con ellos y los llevaría a la superficie.

Ellos nunca salieron nadando y todo fue una gran mentira. Lo que es cierto, es que todos salieron en buenas condiciones y pudieron regresar a casa.

Captura


Potenciado por