Comparte

Las autoridades surcoreanas no creen que el presidente de Corea del Norte, Kim Jong Un, haya sido operado, dijo este domingo un funcionario surcoreano, al día siguiente de la reaparición del líder norcoreano tras casi tres semanas de ausencia que dieron lugar a todo tipo de especulaciones sobre su estado de salud.

"No creemos que el presidente Kim haya sido sometido a cirugía", dijo un funcionario de la presidencia de Corea del Sur, cuyo nombre no fue citado, según la agencia de noticias surcoreana Yonhap.

"La prensa ha especulado sobre una intervención de Kim, al hablar de un cambio en su manera de caminar", recordó este responsable, pero según él, Seúl tienen suficiente información como para concluir que no es el caso.

Los interrogantes sobre el estado de salud de Kim empezaron a surgir a raíz de su ausencia en las celebraciones del 15 de abril, el día más importante del calendario político norcoreano en que se conmemora el nacimiento del fundador del régimen, Kim Il Sung, el abuelo del actual líder.

Su ausencia dio pie a todo tipo de rumores sobre su estado de salud. Corea del Sur y Estados Unidos declararon en varias ocasiones que no tenían información al respecto.

La televisión pública mostró a Kim caminando, sonriente y fumando un cigarrillo, en la inauguración el viernes 1 de mayo de una fábrica en Sunchon, al norte de Pyongyang.

El presidente estadounidense, Donald Trump, dijo el sábado que estaba "contento" por la reaparición pública del dirigente norcoreano y de verle en buena salud.

"¡Estoy contento de ver que está de vuelta y en buena forma!", escribió en Twitter.

No es la primera vez que Kim desaparece de la vida pública. En 2014, estuvo invisible durante seis semanas antes de reaparecer caminando con un bastón. Unos días más tarde, los servicios de inteligencia surcoreanos explicaron que había sido operado de un quiste en un tobillo.

 

 

AFP.

Últimas Noticias