Un duro golpe recibió el tenista chileno Bastián Malla, 517º en el ranking ATP. El oriundo de Antofagasta dio positivo a cannabis en un control de dopaje durante el Challenger de Santiago en marzo pasado, por lo que fue suspendido de manera provisional por la Agencia Internacional de Integridad del Tenis (ITIA por sus siglas en inglés).

Según detalló La Tercera, el zurdo fue sometido al test durante la competencia nacional que tuvo lugar entre el 5 y el 13 de marzo y conoció el resultado positivo a principio de abril.

Si bien en la actualidad la marihuana no es considerada una sustancia que ayude a alcanzar un mejor rendimiento deportivo, el chileno arriesga hasta dos años de sanción por su acción.

Todo dependerá si Malla logra probar que su consumo fue fuera de competencia. De ser ese el caso, la raqueta nacional estará tres meses de excluido del circuito, la cual puede ser reducida a 30 días si acepta a cumplir un programa de tratamiento de sustancias de abuso.

Sin embargo, si no logra demostrar que la ingesta fue previo a la competición, el castigo podría ascender a dos años. Según consignó La Tercera, Malla se encuentra trabajando en su defensa.