Comparte

Colo-Colo no logró meterse en los octavos de final de la Copa Libertadores. Los albos cayeron por 4-3 ante Fortaleza y se despidieron del certamen continental.

El cacique entró dormido al Estadio Monumental y todo fue aprovechado por el elenco brasileño. En el minuto 3’, Silvio Romero recibió un balón en el área y con un disparo al ángulo abrió el marcador en Macul.

Romero y Moisés sorprendieron a la zaga de Colo-Colo y fueron los principales agentes ofensivos de Fortaleza. Así, en el minuto 25’, Moisés irrumpió en campo rival y definió con un toque sutil ante la salida de Brayan Cortés para marcar el 2-0.

Con el resultado en contra, los albos fueron en busca del milagro y se ilusionaron sobre el final de la primera parte. En el minuto 45’, Pablo Solari apareció por el sector derecho y sacó un centro rasante que Brayan Ceballos, intentando despejar, la metió en su propia portería.

Sin embargo, en el complemento Colo-Colo volvió a sufrir desde el arranque. En el minuto 51’ los albos sufrieron la expulsión de Jeyson Rojas y tres minutos más tarde Moisés estiró las cifras y marcó el 3-1 (54’).

Fortaleza aprovechó las licencias defensivas del cacique y siguió insistiendo en estirar las cifras. Así, en el minuto 61’ Yago Pikachu recibió un balón en el área y con un toque sutil marcó el 4-1.

Pero Colo-Colo siguió luchando y en el minuto 64’ descontó, nuevamente gracias a un autogol de Brayan Ceballos. Leonardo Gil sirvió un tiro de esquina y el defensor brasileño peinó el balón y la metió en su propio arco.

La ilusión alba llegó sobre el final. En el minuto 80’, Gil recibió un pase de Lucero y con una tijera en el área marcó el 4-3 definitivo.

Con este resultado, Colo-Colo se quedó en el tercer lugar del Grupo F de la Copa Libertadores con 7 puntos y sacó boletos a los octavos de final de la Copa Sudamericana. Fortaleza, en tanto, cerró en la segunda ubicación (10) y se unió a River Plate (16) como clasificado a la fase de los dieciséis mejores del certamen continental.