Denis Shapovalov instaló la polémica en el Abierto de Australia. El canadiense cayó por 6-4, 6-4, 4-6, 3-6 y 6-3 ante Rafael Nadal y protestó durante y post partido, acusando que los jueces tenían un trato preferencial con el español.

La respuesta del número 5 del ranking ATP no se hizo esperar. Nadal reconoció que se tomó más tiempo tras el primer parcial, pero aseguró que los árbitros no tienen preferencias con él. «Sabía que me tomé un poco más de tiempo al final del primer set. Normalmente te dan un poco más de tiempo y me tomé 30 segundos más. Creo que lo necesitaba y el árbitro actúo correctamente. Yo cumplo las reglas”, comenzó defendiéndose el español.

“Creo que él se ha equivocado al protestar. Entenderá que necesito cambiarme. Hay una nueva regla, que es el ‘toilet break’. Y yo sigo las normas. No creo tener un trato preferencial porque en la pista no lo merezco y no lo tengo. No hay ventajas para los grandes jugadores en la pista. No es verdad porque ahora existe el reloj. Supongo que le cuesta aceptar la derrota y tiene una frustración”, agregó.

Nadal prefirió no entrar en polémicas y aseguró que las reglas son las mismas para todos. “Es joven y todos cometemos errores. Entenderá con el tiempo que se ha equivocado con esto. No voy a entrar en ninguna polémica con él. Las reglas en pista son iguales para todos. Hay un supervisor y un juez de silla que aplican las normas. A mí me cantan los minutos cada vez que voy al baño. Se ha equivocado y no se lo tengo en cuenta porque sé que es un buen chico», concluyó.