Drew Angerer/Getty Images/AFP
Comparte

La crisis política de Italia puso este martes con los nervios de punta a los inversores y las plazas bursátiles de todo el mundo cerraron en baja.

En Nueva York, el Dow Jones perdió 1,58%, el Nasdaq 0,50% y el S&P 500 1,16%.

Horas antes las bolsas europeas habían cerrado en rojo. En París el índice CAC bajó 1,29, el FTSA de Milán 2,65%, el DAX 1,53% en Frankfort, el Ibex de Madrid 0,91% y el FTSE-100 de Londres 1,26%.

En Asia, Hong Kong perdió 1,00% y Tokio 0,55%.

El euro, por su parte cayó ante el dólar a su menor valor en 10 meses.

Hacia las 19H00 GMT el euro valía 1,1537 dólares tras haber cotizado a 1,1510 a las 09H45, su precio más bajo desde julio. El martes, cotizaba a 1,1625 dólares las 21H00 GMT.

Los actores del mercado salieron a vender luego que el presidente de Italia vetó un ejecutivo populista que no garantizaba el mantenimiento del euro en la tercer economía del Viejo Continente.

Un gobierno integrado por técnicos fue designado pero los mercados temen que se convoque a nuevas elecciones, las segundas desde las de marzo, las cuales podrían dar más vigor a las corrientes políticas populistas y euro escépticas.

"Hay dos razones que justifican la inquietud de los inversores. La primera es que los mercados desconfían en períodos de prolongada incertidumbre y la otra es que el movimiento Cinco Estrellas pueda endurecer su posición euro escéptica", dijo

La confusión política pesó mucho en el mercado italiano con un alza del "asperead" entre la tasa de préstamo de Italia y la de Alemania, que  cerró en 303 puntos (+68) lo cual simboliza la desconfianza hacia Roma.

Debido a la huida a activos considerados seguros, los bonos estadounidenses a 10 años tuvieron fuerte demanda y su rendimiento bajó 5% y afectó al sector bancario de ese país.

Grandes bancos estadounidense, entre ellos JPMorgan Chase y Goldman Sachs que bajaron 5,75% y 4,27% respectivamente. Los valores financieros agrupados en el S&P 500 tuvieron una baja de 3,73%.

Últimas Noticias