15122018 - 12:03 Raquel Argandoña recordó el "vergonzoso" cuento del tío del que fue víctima
Agricultura
Frecuencias de Agricultura en regiones
Copiapó 101.3 FM
La Serena 100.3 FM
Valparaíso 92.5 FM
Valle del Aconcagua 102.3 FM
Santiago 92.1 FM
San Fernando 99.1 FM
Talca 94.5 FM
Los Ángeles 100.5 FM
Concepción 88.1 FM
Temuco 103.9 FM
Osorno 91.1 FM
Puerto Montt 96.9 FM
Coyhaique 104.1 FM
Punta Arenas 98.7 FM
Entretención

Raquel Argandoña recordó el "vergonzoso" cuento del tío del que fue víctima

Por María Eugenia Noriega |
Imagen del post
Crédito: Instagram Raquel Argandoña

Cualquier persona puede ser víctima de un llamado ‘cuento del tío’, y Raquel Argandoña no es la excepción.

La panelista de Bienvenidos, que suele revelar detalles de su vida privada, sorprendió con el relato de este “vergonzoso” episodio, que habría ocurrido en la época en la que grababa el docu-reality Las Argandoña.

“Llego a mi casa raja, y mi nana me dice ‘tiene que ir al supermercado’, en eso suena el teléfono de mi casa, y me dicen ‘¿hablo con la dueña de casa?’, sí con ella… ‘estamos llamando de no sé cuánto, de un concurso para ganarse un sueldo mensual por un año"”, comenzó relatando.

Tras esto, Argandoña le dio su nombre y su número de celular, y la voz en el teléfono le explicó que “va a concursar con una señora de Valparaíso, va a ganar un sueldo mensual seguro todos los meses”.

“La raja dije yo, 400 mil pesos”, aseguró, narrando que le pidieron que fuera al supermercado más cercano para una serie de compras y depósitos que debía hacer para ganar en la competencia, por lo que salió de su casa.

Entre las risas de sus compañeros, que no podían creer que hubiera caído tan fácilmente, Argandoña aseguró que estuvo cerca de una hora y 45 minutos “tonteando” en el supermercado y depositando el dinero, hasta que su familia se dio cuenta de que algo no estaba bien.

La nana le contó a Kel Calderón que su madre había recibido una llamada y luego había salido, por lo que pensaba que podía tratarse de una pitanza.

Kel le pidió ayuda a su padre, Hernán Calderón, quien bloqueó las cuentas y llegó a buscarla junto a su hija al supermercado. “Hernán llamó a mis ejecutivos y bloqueó mis cuentas. Yo ya había sacado $450 mil. Salgo del supermercado y estaba la Kel, Hernán, policía de civil y me dicen ‘usted fue víctima de una estafa"”.

Tal fue a vergüenza que sintió que “no volví por dos meses al supermercado. Por eso uno nunca se tiene que reír, porque cualquiera puede caer, yo caí”.

Revisa el divertido momento aquí:


Potenciado por