• Cargando...
En Vivo
Señal 1 Señal 2
  • Contacto
  • Frecuencias

Padre de Britney Spears pide dos millones de dólares para dejar la tutela

Ignacio Echeverría
Padre de Britney Spears pide dos millones de dólares para dejar la tutela Crédito: Instagram

Fue a inicios de agosto que el padre de Britney Spears, Jamie, anunció que renunciaría a la tutela legal de su hija, sorprendiendo al mundo del espectáculo y a los fanáticos de la cantante tras la batalla legal emprendida por la artista.

Pero el conflicto legal no ha acabado, ya que el abogado de Jamie Spears está exigiendo una millonaria cifra antes de dejar los “cuidados” de Britney. Alrededor de 2 millones de dólares.

Según expuso el abogado de la intérprete, Mathew Rosengart, esto sería la última jugada de Jamie, pero es una “extorsión” que no tendrá éxito.

“El descarado intento del señor Spears de intercambiar la suspensión y eliminación de la tutela a cambio de aproximadamente dos millones en pagos, además de ya cosechados del patrimonio de la señora Spears por parte de él y sus asociados, no tiene posibilidades de éxito”, aseguró el defensor de la artista, informó The Guardian.

Según el equipo de la cantante, lo de Jamie es “un intento vergonzoso de redimir su reputación, a expensas de su hija. El problema, sin embargo, no es sobre el Sr. Spears, sus necesidades o su imagen”.

“Britney Spears no será intimidada ni extorsionada por su padre. Tampoco el Sr. Spears tiene derecho a tratar de mantener a su hija como rehén estableciendo los términos de su expulsión”, dijo Rosengart.

En un expediente judicial del 12 de agosto, el padre de Britney Spears dijo que está dispuesto a renunciar como tutor del patrimonio de la cantante.

“El Sr. Spears está dispuesto a dimitir cuando sea el momento adecuado”, decía la presentación, “pero la transición debe ser ordenada e incluir una resolución de los asuntos pendientes ante la Corte”.

Jamie y su equipo legal declararon en documentos judiciales que tienen la intención de “trabajar con el tribunal y el nuevo abogado de su hija para prepararse para una transición ordenada a un nuevo tutor”. La abogada de Jamie agregó que su cliente “no cree que una batalla pública con su hija por su servicio continuo como su tutor sea lo mejor para ella”.