Comparte

La plataforma cívica rumana Declic, logró que 46.000 personas firmaran un petición dirigida a la ex Presidenta, Michelle Bachelet, donde le piden que “investigue y sancione” el uso excesivo de la fuerza policial contra protestantes.

Los rumanos denunciaron que los funcionarios de Gendarmería reprimieron una manifestación en Bucarest el pasado 10 de agosto, donde rechazaban la modificación de las leyes de la justicia y el código penal por parte de la coalición de Gobierno.

Aseguran que los policías atacaron a los ciudadanos con “gas lacrimógeno y cañones de agua sostenidos por 15 minutos”, según reseña la agencia EFE.

Los manifestantes señalaron que estas “acusaciones deben llegar a oídos de representantes de las Naciones Unidas”, especialmente a la chilena que asumirá el cargo como Alta Comisionada para los Derechos Humanos, el próximo 1 de septiembre.

Precisaron que los representantes del organismo resultarían “imparciales e inmunes a las presiones de los políticos rumanos” quienes, a su juicio, se muestran “cada vez más dictatoriales” y represivos contra opositores.

Últimas Noticias