La Central Unitaria de Trabajadores (CUT) manifestó su rechazó a la decisión del Ministerio de Salud sobre cambiar la estrategia de trazabilidad de casos de Covid-19, medida que se tomó debido al avance de la variante ómicron en el país y que pone el enfoque en la responsabilidad individual y autocuidado de las personas.

En ese contexto, el gremio de los trabajadores, mediante una declaración pública emitida este miércoles, expresaron su rechazo a esta nueva estrategia que comenzará a implementarse este jueves 20 de enero, para la CUT esta “expone a las y los trabajadores a mayor vulnerabilidad y riesgo de contagio de Covid-19 y su variante ómicron“.

Entre los argumentos que exponen es que “solo garantiza el derecho a licencia médica a los casos confirmados de Covid. Es decir, si una persona presenta síntomas, no tiene derecho a licencia hasta que su PCR confirme el caso, vulnerando así el derecho al reposo y aislamiento oportuno”.

Además, indican que los trabajadores “estarán obligados a compartir espacios laborales” con personas que estén ‘en alerta COVID’. En el escrito explican que hasta este miércoles aquellas personas eran catalogadas como ‘contacto estrecho’, por lo que eran aislados y con la protección de licencia médica. “Con esta nueva disposición sanitaria, se revierte la medida”, acusan.

En esa misma línea, otra razón que presentan para estar en contra se refiere al derecho a la licencia médica que garantizará el Gobierno “a aquellas personas que lo requieran”. Sin embargo, la CUT señalan que “sabemos que muchos y muchas trabajadores optarán por no requerirla para o poner en riesgo su fuente de trabajo, lo que, sin duda, afectará su derecho al descanso durante la enfermedad y el derecho de las y los demás trabajadores de ejercer en espacios lo más protegidos posible del riesgo de un contagio”.

Para el gremio este plan desprotege a los trabajadores en medio del aumento de contagios por esta nueva variante del coronavirus. “Se deja en manos del empleador derechos que, a estas alturas, son de todas y todos los trabajadores, como lo es el derecho al descanso durante la enfermedad y el ejercer en ambientes laborales seguros que reduzcan lo más posible los riesgos para la salud de las y los trabajadores de nuestro país”, apuntan.

Finalmente, subrayan que “no puede ser que ellas y ellos (los trabajadores) estén, a partir de mañana 20 de enero, obligados a asistir al trabajo sabiendo que pueden estar enfermos, con síntomas o asintomáticos, exponiendo a sus compañeros y compañeras de trabajo”, cierra el escrito de la CUT.