tarifa eléctrica
AGENCIA UNO
Comparte

El senador del Partido Socialista (PS), Juan Luis Castro, abordó a crisis en el sistema de salud y las isapres, enfatizando la necesidad de renovar el sistema de licencias y de establecer un plan de salud universal con interconectividad entre el sector privado y público.

“Hay que contener los costos, hay que hincar mucho el diente el tema de la licencia médica, un instrumento tan valioso pero tan desacreditado. Hoy día la licencia médica se lleva más del 50% de la cotización que hacemos las personas en Chile del 7% de salud obligatorio”, sostuvo en La Mañana de Agricultura.

“De los miles de millones que se entregan como un impuesto por las personas, más de la mitad solo lo consume el pago de licencias médica. Hay un sistema ahí que no se ha modificado en más de 32 años. Desde el retorno a la democracia ningún Gobierno ha metido mano en las licencias médicas”, agregó.

“Hay gente que simula, hay doctores que venden, las licencias de menos de diez días se pagan desde el cuarto día, lo cual también es un abuso. Además el control está en unos organismos que se llaman Compin, que son muy débiles, que no tiene capacidad fiscalizadora, que no logran llegar a la verdad”, criticó Castro.

Por otro lado el parlamentario del PS destacó que “el segundo tema es como podemos avanzar en un fondo solidario de salud con un plan universal de salud. Pongámonos de acuerdo en un plan que contemple la mayoría de las prestaciones que hoy día se usan en Fonasa y en Isapre, y cubrámoslo con un precio”.

“Tengamos una cotización que permita cubrir esos costos, eso ayudaría a aliviar el sistema, porque ya estamos pensando en interconectividad de los sistemas (público y privado”, explicó.

Crisis en las isapres

Respecto de la crisis que actualmente enfrentan las isapres y tras los fallos emitidos desde al Corte Suprema, el legislador afirmó que “hay un acuerdo entre el mundo público y privado en que nadie quiere que mueran las isapres, porque simplemente van a quebrar y van a dejar a la gente indefensa”.

“La gente va a ir en estampida a fonasa y fonasa se va a atochar y no podrá cumplir con las ya largas listas de espera“, advirtió el senador.

“Se trata de hacer una transición en donde, sabemos que el modelo conocido de isapre ya se está extinguiendo, no da para más, se judicializó y se está quebrando financieramente. El temor que tienen es que digan ‘los condenamos a pagar 1.400 millones de dólares y a la vez lo condenamos a muerte’, van a decir ‘yo prefiero morir al tiro’, ¿para que voy pagar y luego morirme?, por decirlo en una ironía”, agregó.

“Lo tercero es pensar en los seguros complementarios, en Chile hay ocho millones de personas que son fonasa y que por su trabajo tienen un seguro adicional, que no es de la isapre, es de una compañía de seguros. Eso hoy tiene un valor plano, que no es inflacionario, no es por riesgo”, señaló.

“Fonasa busca una alternativa de este tipo para los afiliados de clase media. Las isapres, muchas de ellas, ya empezaron a reconvertir y ampliar su cartera a seguros complementarios, se los venden incluso a los mismos usuarios. El modelo va para allá”, cerró.

Últimas Noticias