polinización archivos - Radio Agricultura
Publicado enEl Agro

Plataforma agrotech chilena asiste a las abejas en su rol con el ecosistema

A estas alturas parece de perogrullo insistir con que las abejas son clave para el desarrollo de la producción de alimentos a nivel global. Y mientras algunos ponen pocillos de agua con azúcar para aportar a la causa, lo que todos agradecemos, un grupo de especialistas en ingeniería y biotecnología decidió ir un poco más allá y aplicar tecnología al asunto.

“Sabíamos que las poblaciones de polinizadores, y la abeja melífera en particular, que juegan un rol crucial en la producción de alimentos a nivel global, estaban en un grave descenso. Esto nos despertó la necesidad de ver de qué manera podíamos contribuir a este gran problema”, asegura Esteban Vasquez, CEO y uno de los fundadores de “The Earth Says”, o “La Tierra Dice”, en inglés.

Y aunque este proyecto nació pensando en la generación de suplementos para potenciar el sistema inmune de las abejas y así aumentar la capacidad de sobrevivencia de estas, su desarrollo derivó en lo que es ahora: un sistema de monitoreo para la optimización de la polinización para cultivos con alta dependencia del trabajo de las abejas análisis fenológico, relación entre factores climáticos y el monitoreo de las abejas, para mejorar su rentabilidad, tomar decisiones tempranas e informadas, mejorar la trazabilidad del proceso productivo y disminuir los riesgos de una mala polinización.

“Cuando tuvimos un producto mínimo viable del suplemento fuimos a probar el efecto de este y fue ahí donde notamos el real problema que había en la industria de la polinización y del poco valor e importancia a este proceso que es crucial para la producción de frutas y semillas”, agrega Alonso Espinoza, CTO de la startup.

¿Qué es TES?

The Earth Says -o TES-, es una start-up que optimiza la polinización agrícola mediante el desarrollo de un sistema que ofrece un completo análisis y monitoreo de la etapa de floración de cultivo, el cual logran usando tres tecnologías:

1) Un software que permite cuantificar el área de calor que generan las colmenas a través de una cámara IR, información que se relaciona al número de marcos poblados en la colonia y a la población al interior de estas para evaluar colmenas de manera rápida y efectiva sin necesidad de abrirlas.

2) Con este primer análisis se seleccionan las colmenas representativas para instalar dispositivos IOT que funcionan como un pórtico para las colmenas. Mediante tomas de videos y modelos de inteligencia artificial se identifica y cuenta cada abeja que sale y entra, con y sin polen, de la colonia.

3) Además se instalan cámaras dentro de puntos específicos del campo para ver el crecimiento de las plantas y el desarrollo de la floración. Con toda esta información, más las condiciones del clima que se registran con sensores, se calcula un índice de polinización que permite entregar alertas y recomendaciones a los agricultores para mejorar y potenciar el proceso.

Todo esto para ayudar al planeta y para que la producción de frutas y semillas sea más sustentable y amigable con el ambiente y estos insectos que son sus principales aliados.

Apoyos y el futuro

Sobre su efectividad y resultados, buena prueba son los números: TES ha recibido $90.000.000 de CORFO, $25.000.000 de Start-Up Chile y $5.000 USD del Fondo Latino Americano, organizado por el ITBA y MIT SLOAN, lo que demuestra que hay fe en el proyecto.

A eso se suma el apoyo de incubadoras como el programa de aceleración mexicano “Future of food Latam” de Village Capital, el programa de aceleración Argentino de Glocal, y el destacado programa de aceleración chileno de The Ganesha Lab del cual fueron seleccionados en su sexta generación de startups.

Y no están solos. Además del creciente interés de los actores mencionados, The Earth Says está trabajando para firmar acuerdo con actores claves en este proceso productivo: asociación de apicultores, agricultores e institutos de investigación.

Todo esto le permite a los fundadores de The Earth Says ver el futuro con buena cara: mientras para el primer trimestre del 2022 pretenden trabajar en un total de 230 hectáreas, para finales del 2022 apuntan a 2500 hectáreas, monitoreando 25.000 colmenas, ayudando entre 25 a 50 apicultores aproximadamente, además de seguir validando la plataforma tecnológica y sus rendimientos con distintas instituciones especializadas, amplificando así su red de influencia.

“Los grandes cambios requieren grandes acciones. Una de estas es unificar al gremio apícola de Chile y el mundo” todos somos parte del problema, va en nosotros ser parte de la solución”, cierra Diego Baesler, CFO de TES.

Publicado enEl Agro

Invitan a apicultores de O’Higgins a profesionalizar sus servicios de polinización

Ulises Arenas contó que desde hace 21 años se dedica a la apicultura. ”Primero fue por necesidad y con el tiempo uno se apasiona. Las abejas son apasionantes”, señaló. Actualmente, en el sector Tinguiririca de San Fernando tiene su empresa apícola familiar “Mieles Vida”. Exporta el 80 por ciento de su producción de miel (15 mil kilos en un año normal) y el resto la vende en el mercado interno. También ofrece el servicio de polinización, “porque no se puede vivir solo de la miel”.

El pequeño productor forma parte del Servicio de Asesoría Técnica (SAT) 3 de INDAP, que integran 21 apicultores de diversas comunas de la Región de O’Higgins y que cuentan con la asesoría de ATM Consultores.

Hasta el sector Tinguiririca llegó el subdirector nacional de INDAP, Luis Bravo, para sostener una reunión con los integrantes de este grupo SAT Apícola, a fin de escuchar sus inquietudes y analizar los desafíos y otros temas del sector.

En la actividad participaron también el director regional de la institución, Juan Carol García; el jefe nacional de la unidad Mercados, Martín Barros; el jefe de la agencia de área de San Fernando, Daniel Bascuñán, y representantes de ATM Consultores.

Luis Bravo planteó la idea de que este grupo de apicultores pudiera profesionalizar la polinización, considerando que la región es una de las principales productoras de fruta y, por lo tanto, requiere del servicio, ya que para la reproducción vegetal se necesita el traslado del polen desde las partes masculinas de una flor. Esa profesionalización requiere, entre otros aspectos, una certificación de las colmenas.

Algunos apicultores indicaron que la sequía y el cambio climático “nos tiene en una situación muy compleja. Esta temporada tendremos poca producción de miel”.

Añadieron que la polinización requiere el traslado de las colmenas y que el trabajo es pesado, por lo que se requiere mecanizar el sistema, más aún considerando que hay escasez de mano de obra en la apicultura. Calificaron como positiva la reunión, ya que pudieron dar a conocer sus problemas y ver posibles soluciones.

Sobre la actividad, Luis Bravo dijo que “pudimos canalizar con los apicultores un desafío, que es cómo poder hacer crecer su negocio de manera profesional, para que se puedan desarrollar con una proyección a futuro que les asegure un mejor camino en el negocio de la apicultura”.

El director de INDAP O’Higgins, Juan Carol García, manifestó que se está buscando las mejores herramientas y programas para apoyar a este grupo; adelantando que puede ser a través del Programa de Asociatividad Económica (PAE) o una asesoría especializada; todavía no hay una definición. Estamos trabajando en un programa de corto, mediano y largo plazo”.

El seremi de Agricultura, Joaquín Arriagada, explicó que el PAE es un instrumento de fomento que permite el acceso de los actores de la asociatividad económica y grupos productivos a incentivos económicos no reembolsables, destinados a cofinanciar servicios en los ámbitos de la gestión empresarial, desarrollo organizacional y asesoría técnica, entre otros.

Luis Bravo visitó también al pequeño productor de queso de cabra Manuel Lorca, de Palmilla, quien con el apoyo de su familia, de INDAP y fruto de su esfuerzo ha consolidado su emprendimiento. Hoy tiene 31 cabras en producción y elabora una variedad de quesos –ahumado, marinados con vino y otros– que tienen gran aceptación en el público.

Con recursos de INDAP y GORE y aportes propios ha logrado equiparse con una máquina de ordeña portátil, sala de procesos con resolución sanitaria, sala de ordeña caprina y sala de maduración.

El subdirector nacional de INDAP dijo que “visitamos un emprendimiento que tiene Manuel Lorca, un productor de Prodesal que tomó la opción y se aventuró en un sistema de producción caprino, donde apoyado por inversiones y aportes propios ha logrado establecer un plantel caprino de alta especificidad, con un sistema eficiente de producción, el cual le está dando sustento a tres familias de la agricultura campesina”.

Agregó que “es gratificante ver cómo usuarios de la Región de O’Higgins se están esforzando y están adaptando sus sistemas productivos a los nuevos desafíos que nos pone el cambio climático”.