CRISTOBAL ESCOBAR/AGENCIAUNO
Comparte

Paulo Garcés está a la espera de que se resuelva su caso después de arrojar positivo en un control de dopaje tras el duelo entre Deportes Antofagasta y O’Higgins, el pasado 18 de marzo, por consumo de dimetilbutilamina.

Y el ex portero de Colo Colo recibió el fuerte respaldo del Sifup, organismo que emitió un comunicado en el cual responsabilizó a la ANFP por la situación del parralino al no agregar esa sustancia como prohibida.

En la misiva, el gremio de futbolistas sostuvo que al cancerbero "debe considerarse libre de culpa e intención, hasta que se demuestre lo contrario en un juicio justo, mediante una sentencia razonada".

"Nuestro asociado reconoció haber consumido un quemador de grasa (suplemento), el que no contenía en su rotulación el estimulante dimetilbutilamina. Incluso, previamente recibió la autorización del médico del Club (Deportes Antofagasta). Es decir, tomó las precauciones necesarias para evitar la ingestión no intencionada e inadvertida de una sustancia prohibida", añadió.

Por ello, el Sifup enfatizó que "este nuevo caso arroja una serie de falencias en el proceso de educación y fiscalización, que es de responsabilidad exclusiva de la ANFP. Lo anterior, toma especial relevancia, ya que si uno accede a la página web de la ANFP, la lista de sustancias prohibidas que ahí se exhibe no mantiene como sustancia prohibida la dimetilbutilamina, por lo que el estimulante encontrado en Paulo Garcés no se encontraría prohibido".

Además, añadió que "a la fecha, existe escasa comunicación, orientación y capacitación desde Quilín a los cuerpos médicos de sus clubes afiliados, respecto a las sustancias no permitidas y los procedimientos dispuestos por la CNCD.

Últimas Noticias