Ramon Monroy/Photosport
Comparte

El tenista chileno Nicolás Jarry (75° del mundo) se reencontró esta semana en el ATP 250 de Ginebra, Suiza, con el nivel que le permitió el año pasado hacer su irrupción en la élite del tenis. El nacional avanzó a las semifinales del torneo helvético y por segunda vez en su carrera consiguió ganar tres partidos seguidos sin ceder un set, tal como lo hizo en 2018 en Río de Janeiro.

Pero el "Príncipe" no sólo lo pasa bien dentro de la cancha en tierras helvéticas, pues respondió un divertido cuestionario para el sitio de la ATP, en el cual el criollo confesó una anécdota que vivió, como extraviar el celular y cartera de su novia.

"Perdí el teléfono y la cartera de mi novia, todo en uno, esta semana. Lo olvidé en la recepción del hotel", expresó la segunda raqueta nacional.

"Gracias a Dios no se lo tomó mal, porque no es que dependa del celular. Todo está bien, ahora está usando mi teléfono… sobre la cartera, tengo que pagar todo, pero están bien. La cuestión es que debe gestionar todo cuando regrese a casa", añadió.

Además, "Nico" reveló que le pidió una fotografia al ex futbolista español e ídolo del Barcelona Carles Puyol: "Me tomé una foto con él en Miami este año. Normalmente nunca pido fotos ni cosas así, pero es un ídolo, un gran jugador y justo lo vi. Estaba en el gimnasio, dejé la bicicleta y fui a pedirle la foto".

Consignar que Jarry buscará este viernes frente al moldavo Radu Albot (45°), quinto sembrado, la segunda final de su carrera tras llegar en 2018 al partido decisivo en Sao Paulo, duelo que perdió frente al italiano Fabio Fognini.

 

 

Últimas Noticias