FOTO:JAVIER VERGARA/AGENCIAUNO
Comparte

América de Cali hizo el negocio en San Carlos de Apoquindo y se llevó una victoria sobre Universidad Católica. El 2-1 como visitante no sólo permitió sumar los primeros puntos en la competición, sino que además volvió a ganar fuera de Colombia tras 15 años.

El delantero Michael Rangel no escondió su felicidad luego del encuentro. "Fuimos un equipo guerrero que vino a proponer, como es América de Cali que sale a jugar buen fútbol en todas las canchas aprovechando las pautas del profesor. Ahí está todo el sacrifico, lo que corrimos y metimos. Nunca dimos un balón por perdido", sostuvo.

Misma percepción tuvo el técnico Alexandre Guimaraes. "América vuelve a ganar tras 11 años en Libertadores y eso es excelente. Se hace con la aplicación y la entrega de los jugadores, que hicieron un partido prácticamente perfecto. Nos reforzamos para tener una plantilla mucho más profunda para, justamente, poder rotar como nos hemos permitido y así enfrentar los dos torneos de una manera competitiva", afirmó.

Últimas Noticias