Comparte

Desde su llegada a Bayer Leverkusen en 2015, Charles Aránguiz ha disputado 142 partidos y se convirtió en una pieza clave para el funcionamiento del equipo.

Su rol de referente, además, le permitió este viernes ser designado como capitán del equipo. Esto se debió a la renuncia de Lars Bender a dicho rol, cuestión por la que el técnico Pete Bosz reconoció el liderazgo del «Príncipe» con la jineta.

El jugador alemán explicó los motivos de su sorpresiva motivación. «Estoy convencido de que un jugador debe estar siempre en el campo. La última temporada no fue siempre el caso conmigo«, dijo.

Últimas Noticias