• Cargando...
En Vivo
Señal 1 Señal 2
  • Contacto
  • Frecuencias

[Video] Combos iban, combos no venían: la famosa pelea que transformó en ícono a Candonga Carreño

Martin Oyanedel
[Video] Combos iban, combos no venían: la famosa pelea que transformó en ícono a Candonga Carreño Crédito: Juan Candonga Carreño

Un día como hoy, pero hace 23 años atrás, ocurrió un hecho icónico en el fútbol chileno. En la visita de Huachipato a Provincial Osorno, en el mítico Parque Schott, Juan Candonga Carreño tuvo su día de furia y repartió golpes por doquier tras su expulsión del partido. 

El delantero, tras el cobro de un tiro libre de Carlos Chandía, se molestó y lanzó una patada contra uno de sus rivales, a lo que el juez reaccionó con la expulsión. Luego de esto, Carreño se iba caminando a los camarines, cuando sale a su paso el portero local, Hernán Caputto, a reclamarle al delantero por la agresión contra su compañero. Eso, encendió aún más al jugador de Huachipato, quien reaccionó con dos golpes certeros que mandó a la lona a Caputto. 

La reacción de Candonga generó una bola de nieve de violencia, donde Carreño siguió repartiendo golpes, pero también recibió. La batalla campal seguía creciendo, por lo que tuvo que ingresar la policía a frenar el desorden, llevándose detenido al que inició todo el caos. 

Este hecho, generó que el delantero, que jugó en 16 equipos del fútbol chileno, recibiera nueve fechas de castigo y pidiera disculpas por el lamentable hecho.

El arrepentimiento del Candonga

Luego de largos años del Candongazo, el protagonista conversó con The Clinic sobre el hecho, donde señaló que “en un corner entro por atrás y sin querer golpeo a Hernán Caputto, el arquero de Osorno, y me meto con él para el arco. Le ofrecí la mano para pararlo y me dijo: “con razón te dejaron fuera del Mundial tal por cual”. Ya, perfecto, es normal, pensé. Hubo otro corner y alguien me aprieta los testículos. Yo lo veo que se ríe y le pego un charchazo a mano abierta. El árbitro me dice “Juanito, te ví” y me voy expulsado. Hasta ahí normal. Una expulsión más en el fútbol”.

“Hasta que le pegué a Caputto soy culpable y responsable de todo, pero cuando los otros jugadores vienen corriendo y se me tiran encima, lógicamente que me tuve que defender. O pegas o te cagan. En el barrio uno aprende que hay que tirar a matar siempre”, añadió.

Finalmente, y tras la reacción el ex seleccionado nacional, se mostró arrepentido, comentando que “no es para sentirse orgulloso, era ídolo de los niños de Huachipato”.

Relacionados