• Cargando...
En Vivo
Señal 1 Señal 2
  • Contacto
  • Frecuencias

[Video] La tarde de furia de Beccacece: lanza botella a la tribuna y tiene encontrón con la policía

Bastián Catalán
[Video] La tarde de furia de Beccacece: lanza botella a la tribuna y tiene encontrón con la policía Crédito: Transmisión Oficial

Un verdadero día de furia vivió Sebastián Beccacece en Argentina tras la derrota 1-2 de su equipo Defensa y Justicia ante San Lorenzo.

El técnico, como de costumbre, vivió el partido de manera intensa y desde el inicio del partido se mostró molesto con el arbitraje.

En el minuto 28’ de la primera etapa, luego que el juez del partido anulara un gol a su equipo, Beccacece cuestionó duramente la decisión. Debido a sus aireados reclamos, se ganó la tarjeta amarilla.

Pero eso no fue todo. Una vez terminado el partido, el estratega de Defensa y Justicia mostró todo su enojo. Primero pateó una botella que se encontraba en el suelo y no contento con ello, tomó otra y la arrojó hacia una de las tribunas de San Lorenzo.

La situación fue presenciada por la policía, quienes interceptaron al DT cuando este se dirigía a los vestuarios, provocando un áspero diálogo, que incluso tuvo algunos forcejeos entre Beccacece y los efectivos policiales.

Tras la polémica reacción del argentino, se supo que el técnico recibió un acta controversial por parte de la policía por incitar a la violencia. Las consecuencias para Beccacece irían desde una multa a entre 5 y 30 días de arresto.

Su día de furia en la U

Este no es el primer hecho de este tipo que protagoniza el exayudante de Jorge Sampaoli. En su estadía como técnico de Universidad de Chile, Beccacece dejó un recordado momento.

El 27 de agosto de 2016 la U recibió a Universidad Católica en una nueva versión del Clásico Universitario. Los Azules, se vieron ampliamente superados por los Cruzados y cayeron inapelablemente por 0-3. Esto provocó la rabia del argentino, que pateó un refrigerador ubicado a un costado de la banca de suplentes.

Agencia Uno

En aquel entonces, su acto le costó tres fechas de castigo y su desvinculación de la U dos semanas más tarde.

Relacionados