• Cargando...
En Vivo
Señal 1 Señal 2
  • Contacto
  • Frecuencias

De repartir electrodomésticos a brillar en Champions League: la increíble historia de Junior Messias

Bastián Catalán
De repartir electrodomésticos a brillar en Champions League: la increíble historia de Junior Messias Crédito: AC Milan

En Madrid costará olvidar el nombre de Junior Messias. El brasileño de 30 años silenció el Estadio Metropolitano tras marcar el gol del triunfo del Milan ante el Atlético en el minuto 87 del partido.

El atacante nacido en Belo Horizonte cuenta con una particular historia. Siempre quiso ser futbolista, pero tardó en cumplir su sueño. Se encontraba en Cruzeiro cuando el alcohol y un accidente de tránsito, cambiaron su vida.

Su hermano mayor tomó la decisión de partir de Brasil y así, emprendieron rumbo a Turín. Junior Messias tenía 20 años y comenzó a trabajar como albañil y repartidor de electrodomésticos. Mientras trataba de conseguir la residencia, aprovecha sus tiempos libres para jugar fútbol.

Fue en 2015, cuando Messias tenía 24 años que el ex entrenador del Torino, Ezio Rossio, lo reclutó al Casale de la quinta división del fútbol italiano. Antes había intentado ficharlo para el Fossano, pero el brasileño ganaba más dinero como repartido, por lo que desistió de esa opción.

Con la camiseta del Casale, el delantero marcó 20 goles y emigró rápidamente al Chieri de la Serie D. Luego se marchó al Gozzano y en 2019 arribó al Crotone de la Serie B a cambio de 400.000 euros.

Messias tenía 28 años cuando llegó al fútbol profesional. Tras sus grandes actuaciones en el ascenso, el Milan puso sus ojos en él. Sus cualidades y versatilidad hizo que el cuadro rossonnero apostara por él. Eso si, pensando en un reemplazo cuando las bajas afectaran al equipo.

Messias solo había jugado en dos duelos de la Serie A, apenas 49 minutos en total. Sin embargo, en Madrid, cuando el Milan y el Atlético igualaban sin goles, el técnico apostó por él. En el minuto 65 reemplazó a Rade Krunić y veinte minutos más tarde, marcó un golazo de cabeza.

“Es el mayor éxito de mi vida”, dijo una vez terminado el partido. Tras una vida llena de sacrificios, el reconocimiento del brasileño llegó a sus 30 años. El Messias de San Siro que pasó de vender electrodomésticos a brillar en la Champions League.

Relacionados