Ecuador tuvo una gran temporada en las Eliminatorias a Qatar 2022, la cual le permitió inscribirse en una nueva cita mundialista. Sin embargo, todo esto puede verse opacado por un hecho administrativo, el cual generaría, en su sanción más dura, quedarse fuera de Qatar.

La situación que tiene en vilo a la selección de Gustavo Alfaro y a todo el país ecuatoriano tiene relación con la Secretaría Nacional del Deporte del país, la cual no provisto de recursos necesarios a la Organización Nacional Antidopaje (Onade). Debido a esto, no se han podido llevar a cabo los controles exigidos por la Agencia Mundial Antidopaje (WADA, por sus siglas en inglés). 

Este hecho fue denunciado precisamente por la Onade en el canal de televisión Ecuavisa, donde apuntaron que el actual gobierno presidido por Guillermo Lasso, y su ministro del Deporte, Sebastián Palacios, no le han dado solución al tema, por lo que aún no cuentan con los recursos para poder realizar los exámenes antidoping.

Lo anterior tiene bastante preocupado al organización, ya que según contaron en el medio anteriormente citado “Ecuador está en serio riesgo de ser suspendido a nivel internacional”.

Y es que claro, una de las sanciones más drásticas podría ocasionar la salida de la selección ecuatoriana del Mundial, pero también las prohibición de los deportistas ecuatorianos de cualquier competencia internacional.

En el caso de una expulsión de Ecuador del Mundial, la FIFA tendría que tomar una decisión para definir a la selección clasificada, donde aparece la opción de correr la lista en las Eliminatorias Sudamericanas, dejando a Perú en la cita mundialista y a Colombia en el repechaje, o, incluso, hacer valer el ranking del ente mundial del fútbol, donde podría meterse hasta Italia.