El Real Madrid nuevamente consiguió remontar en la UEFA Champions League. El elenco merengue derrotó por 3-1 al Manchester City (6-5 global) y sacó pasajes a la final del certamen continental.

La escuadra dirigida por Pep Guardiola, con la tranquilidad de la ventaja obtenida en la ida, dominó las acciones y en el minuto 18’ tuvo la primera proximidad a la portería de Thibaut Courtois. Aprovechando un error de Militao en la salida, Bernardo Silva sacó un zapatazo que fue bien repelido por el meta belga.

En el complemento fue el elenco merengue el que salió con todo en busca del gol que forzara el alargue y lo tuvo en los pies de Vinicius Jr. Sin embargo, el brasileño falló en la boca del arco en lo que fue la primera jugada del segundo tiempo.

En el minuto 73’, el Manchester City, a punta de toques, logró quebrar el orden defensivo del Madrid y fue Riyad Mahrez que con un violento remate rompió la paridad. De ahí en más, los locales se volcaron al ataque y los ciudadanos tuvieron las opciones más claras de aumentar el marcador. Sin embargo, Ferland Mendy y Thibaut Courtois evitaron que Jack Grealish marcara en dos oportunidades.

Cuando el partido terminaba y el Manchester City rozaba la clasificación, Rodrygo, tras una gran asistencia de Karim Benzema, descontó a los 90’ minutos. Y solo un minuto más tarde, fue el propio Rodrygo quien, con un certero cabezazo, marcó el segundo y forzó el alargue (90+1’).

Ya en la prórroga, aprovechando el envión anímico, el Real Madrid encontró rápidamente el gol que lo puso en ventaja. En el minuto 93’, Rúben Dias derribó a Benzema en el área y el juez del encuentro pitó penal.

Fue el propio francés el que pateó la pena máxima y con un ajustado remate a la izquierda de Ederson marcó el 3-2 y sentenció el partido a favor de los merengues.

De esta forma, el Real Madrid se medirá al Liverpool en la final en el Stade de France el próximo 28 de mayo.