Santiago Wanderers se vio perjudicado por un grosero error arbitral en la Primera B. En el empate 1-1 frente a Cobreloa, el árbitro Patricio Blanca cobró un gol de David Escalante donde la pelota jamás ingresó a la portería.

Por ello, la molestia en el puerto es total. Así lo manifestaron a través de un comunicado donde pidieron sanciones por “conductas antideportivas” contra el delantero loíno. Pero ahora fue Reinaldo Sánchez, presidente del club, quien se refirió a la insólita situación.

“No es primera vez que nos pasa algo así. En Valparaíso, ante Rangers, hicimos un gol, la pelota entró claramente y no lo cobraron. En Calama la pelota no entró y el mayor responsable es el guardalíneas, sin exculpar al árbitro”, dijo en conversación con El Mercurio.

“En este tipo de situaciones se debiese actuar rápidamente sin siquiera necesitar que uno pida sanciones, porque es demasiado grosero el error. No pueden no hacer nada, nosotros haremos el reclamo. Uno tampoco sabe cómo está operando la comisión arbitral. En mi época de presidente de la ANFP a los árbitros malos yo los bajaba de división”, añadió.

Patricio Blanca, árbitro que validó el ‘Gol Fantasma’, era uno de los colegiados despedidos por Javier Castrilli, algo que remarca Sánchez. “Entonces Castrilli tenía razón en muchas cosas y en sacar a estos árbitros, es una vergüenza lo que nos pasó. Quizás necesitaban anteojos… El VAR debiese existir en las dos divisiones, no se debe malgastar fondos de la ANFP en contratos millonarios como los que se han hecho con los entrenadores de la selección”, apuntó.