Canal-de-riegoAplicación de polímeros para sellar infiltración en canales de la provincia de Maule será objetivo central de proyecto de 24 meses que empezó a ejecutar INIA con la Asociación Canal Maule.

Con financiamiento del Gobierno Regional del Maule a través del fondo FIC, de innovación para la competitividad, el Instituto de Investigaciones Agropecuarias, INIA, dio inicio a un proyecto que evaluará el uso de una moderna tecnología para reducir las pérdidas de agua en los canales de riego por efecto de filtración.

Se trata de la aplicación de polímeros, específicamente de Poliacrilamida lineal aniónica (LA-PAM) en los canales de riego. Estos polímeros aglutinan sedimentos presentes en el agua los cuales caen y se depositan en el fondo y en las paredes laterales de los canales, sellando las filtraciones de agua. El desarrollo del proyecto permitirá, entro otros aspectos, evaluar las dosis de aplicación, la duración de los mismos y los porcentajes de reducción de las filtraciones en la red de canales Maule Sur.

Cabe señalar que esta iniciativa es ejecutada por el INIA Quilamapu en alianza con la organización de regantes Asociación Canal Maule, (ACM), y se desarrollará en las comunas de San Clemente, Pelarco, Rio Claro, Talca, Maule y San Rafael, por un período de 24 meses.

En el seminario de inicio del proyecto, participaron agricultores, regantes, directivos de la ACM y consultores de riego, quienes conocieron aspectos generales del uso de estos polímeros así como los objetivos y resultados esperados con esta iniciativa. La información fue entregada por el investigador de INIA Quilamapu, Hamil Uribe, Doctor en recursos hídricos, quien es el coordinador del proyecto.

Por su parte, el subgerente de proyectos de la Asociación Canal Maule, Cristian Beas, indicó que este proyecto contribuirá a mejorar la disponibilidad de agua entre los agricultores, considerando la fuerte competencia existente con las centrales hidroeléctricas de la Región, especialmente durante la temporada estival. En este sentido, señaló que en los últimos años, no han podido acceder a las tasas normales de agua, justo cuando más lo requieren, por lo que resulta muy importante no perder el agua disponible. En este sentido, Beas expresó que el proyecto impactará positivamente a los 3 mil 500 regantes del canal Maule norte.

Compromiso de Gobierno

En la inauguración de la jornada participaron el Director Regional de INIA Quilamapu, Rodrigo Avilés, y el Seremi de Agricultura, Jorge Céspedes, junto a directivos y profesionales del Gobierno Regional del Maule.

En su intervención, el Seremi valoró la disposición y el interés de los agricultores por invertir en mejorar la eficiencia del riego. “Junto con destacar todo lo que hemos avanzado, conjuntamente el sector público y el privado, en inversión en tecnología e innovación, también quiero resaltar el esfuerzo que hemos hecho por mejorar la oferta de recursos para continuar invirtiendo en infraestructura de riego gracias al apoyo del Gobierno Regional”.

A su vez, el Director Regional de INIA, Rodrigo Avilés, destacó que “el tema hídrico y los desafíos que nos plantea el cambio climático están dentro de las prioridades del gobierno de la Presidenta Bachelet y por ende del Ministerio de Agricultura”. Avilés resaltó también la alianza con la ACM “una de las organizaciones más importantes a nivel nacional que abarca una enorme área de influencia y agrupa a miles de regantes, a quienes buscaremos ofrecer una alternativa para disminuir las pérdidas del recurso, basada en la experiencia y en el conocimiento técnico que INIA pone a disposición de todos los agricultores”.

RESULTADOS ESPERADOS

El proyecto denominado “Reducción de pérdidas de agua en canales de riego mediante la utilización de polímeros (LA-PAM)” tiene un financiamiento del Gobierno Regional por $ 100.440.543 y un aporte de INIA y la ACM equivalente a $ 77.255.822. Las pérdidas de agua de riego en canales se estiman entre un 20% y 30%, generando impactos negativos significativos para las condiciones de riego, principalmente en los años con restricción hídrica.

La aplicación de polímeros LA-PAM se presenta como una alternativa más económica que otras técnicas utilizadas de manera tradicional para el revestimiento de canales, tales como el hormigón, losetas y membranas asfálticas, entre otras.

Los investigadores de INIA y los regantes asociados a este proyecto esperan demostrar que con la aplicación de esta tecnología se obtendría un ahorro del 10% en agua, alrededor de 68 m3/s en comparación a los 680 m3/s que se utilizan en la región, los que serían capaces de regar una superficie de 30 mil hectáreas.

Fuente: El Heraldo