Comparte

vinosEn términos económicos, se espera una inestabilidad a nivel del bloque, lo que podría llevar a una disminución del nivel de actividad de algunas economías.

Los ciudadanos del Reino Unido decidieron finalmente retirarse de la Unión Europea.

Aunque la opción por el Brexit ganó por un estrecho margen y la salida de los británicos no se realizará de un día para otro, sino que podía tomar entre dos y cuatro años en materializarse, esta situación ya manifiesta los primeros efectos económicos a nivel global.
Pero las consecuencias de la salida del Reino Unido son de diversa naturaleza.
"En términos geopolíticos, algunos analistas sugieren la posibilidad de un aumento en las restricciones fronterizas en varios países, lo que para algunos da cuenta de un retroceso histórico, situación que podría venir acompañada de un impulso independentista, tanto en Escocia como en España", explica Juan Esteban Ramos, académico de Agronegocios y Comercio Exterior de la carrera de Agronomía de la Universidad del Pacífico.
En términos económicos, se espera una inestabilidad a nivel del bloque, lo que podría llevar a una disminución del nivel de actividad de algunas economías.
"Esta situación ocasionará una devaluación del euro en relación al dólar, lo que se traducirá en un incremento del tipo de cambio en nuestro país, es decir, se podría esperar un precio del dólar al alza, lo que afectará el costo de los bienes importados en Chile, especialmente aquéllos que se compran en la moneda norteamericana", precisa el docente.
Por lo mismo, como recomendación, el experto sugiere a los inversionistas tomar resguardo en instrumentos financieros que conserven su valor, ya sea la misma moneda norteamericana o incluso el oro.
En Londres se encuentra uno de los centros financieros más importantes de Europa y muestra de ello es que, desde el punto de vista de nuestro país, el cobre se transa en la Bolsa de Metales de la capital británica y es ahí donde se fija el precio del metal chileno.
"Adicionalmente, hay que considerar que en Chile opera una cantidad importante de empresas mineras de capitales británicos, todo lo cual puede configurar un escenario negativo para el metal nacional, lo que se refleja en una caída que hasta este momento alcanza un 2,2%", agrega el profesor Ramos.
En términos comerciales, el especialista de la Universidad del Pacífico señala que el retiro del Reino Unido de la Unión Europea implicará la destrucción o, al menos, la alteración de una compleja red financiera, de transportes y comunicaciones, que afectará al comercio internacional, específicamente entre nuestro país y el Reino Unido.
"Los envíos chilenos hacia el Reino Unido totalizan cerca de US$700 millones anualmente, encabezados por productos agrícolas como vinos, arándanos, uva de mesa y paltas, que podrían ver afectado su comercio", explica Ramos.
"El caso del vino tiene especial importancia, si se considera que el Reino Unido constituye el segundo destino después de Estados Unidos, lo que ha llevado a importantes viñas chilenas a firmar contratos con destacados equipos de fútbol de la Premier League en Inglaterra", agrega.
Por lo mismo, es de esperar que haya un impacto directo en las exportaciones de Chile a ese país.
"De manera más general, si bien el intercambio comercial entre Chile y el Reino Unido no está entre los de mayor importancia, el efecto colateral que se podría generar hacia otras economías, tanto dentro como fuera de Europa, podría afectar de manera negativa las exportaciones nacionales, esperándose una posible reducción de los volúmenes enviados", finaliza Ramos.
Fuente: EMOL

Últimas Noticias