riego3Existe una probabilidad de cerca de 55-60% de que el fenómeno de La Niña ocurra durante la primavera y verano 2016-17 y afecte a principales especies agropecuarias.

La producción agropecuaria es una de las actividades económicas más expuestas a los riesgos climáticos, lo que en los últimos años se ha reflejado en constantes pérdidas, situación que va en aumento en diversas zonas del país. Esto, a consecuencia de eventos climáticos extremos más frecuentes e intensos, asociados con una mayor variabilidad climática.

Por tal motivo, se considera relevante una evaluación de riesgos climáticos y procesos que impactan en el sector, que ayude y oriente a los productores sobre los riesgos y el impacto específico sobre su producción.

Hace algunos días, el Instituto de Investigaciones Agropecuarias (INIA) entregó el Boletín de Análisis de Riesgos Agroclimáticos para las principales especies frutales, cultivos y ganadería.

El documento -basado en información aportada por agromet.cl y agromet.inia.cl, así como información auxiliar de diversas fuentes- entrega un análisis del comportamiento de las principales variables climáticas que inciden en la producción agropecuaria de la Región del Biobío durante el mes de junio de 2016 y efectúa un diagnóstico sobre sus efectos, particularmente cuando estos parámetros exhiben comportamientos anómalos que pueden afectar la cantidad o la calidad de la producción.

PREDICCIONES PARA LOS PRÓXIMOS MESES

Según el Centro Internacional para la Investigación del Fenómeno de El Niño -Ciifen- en junio de 2016 las anomalías de la temperatura superficial del mar siguieron disminuyendo en gran parte del Pacífico tropical centro-oriental, presentando índices térmicos de las regiones Niño con anomalías negativas.

Con base en estos resultados, las predicciones para el periodo de julio a octubre de 2016 sugieren que el Océano Pacífico tropical presenta una tendencia a continuar disminuyendo la temperatura del mar, registrando anomalías negativas térmicas en la franja del Pacífico ecuatorial y borde oriental del Pacífico tropical.

Según el Centro de Predicciones Climáticas (CPC), en general, las condiciones atmosféricas y oceánicas indican una condición de ENSO-neutral.

El consenso de pronósticos predice la llegada del fenómeno de La Niña durante la temporada de agosto-octubre, prediciendo un evento débil si este se desarrollara.

Existe una probabilidad de cerca de 55-60% de que el fenómeno de La Niña ocurra durante la primavera y verano 2016-17.

Por su parte, la Dirección Meteorológica de Chile, basada en las actuales observaciones de la temperatura superficial del maren el Pacífico y los patrones recientes de circulación atmosférica en el Hemisferio Sur, entregó la siguiente predicción climática para el trimestre julio-agosto-septiembre de 2016 para la Región del Biobío, la que en resumen determina que las precipitaciones y temperaturas máxima y mínima se encontrarán en torno a lo normal.

Actualmente, en Biobío continúa una condición de déficit hídrico en lo que va del año al 30 de junio de 2016, pues las estaciones INIA registraron durante el mes de junio precipitaciones de un 90% respecto a lo normal para la misma temporada.

Las condiciones de déficit hídrico en lo que va del año variaron de 52,9% (estación Lebu) a 71,7% (estación Coronel).

En cuanto a las temperaturas durante el mes de junio, las mínimas registradas se encontraron bajo lo normal para la temporada.

POSIBLES RIESGOS AGROCLIMÁTICOS EN LAS PRINCIPALES ESPECIES

Para comenzar a planificar la siguiente temporada es necesario programar la campaña del cultivo.Como el cultivo en la provincia es predominantemente de secano, se recomienda evitar siembras tardías y adelantarlas en sectores que se encuentran cercanos a la costa.

También se aconseja utilizar variedades con menor demanda de riego, como la variedad Patagonia-Inia.

CULTIVOS

TRIGO

Trigo de invierno

Los cultivos de trigo de invierno fueron establecidos durante los meses de abril/mayo y se encuentran en macolla, vale decir, con tres a cuatro hojas, momento ideal para aplicar la dosis de nitrógeno y realizar el control de malezas.

Esto permite un buen desarrollo del cereal y una mejor cobertura de suelo, por lo cual se pierde menos agua en la superficie por efecto de evaporación, además de que se vigoriza el cultivo y se favorece su capacidad de competir con malezas presentes en el medio.

Trigo de primavera

De acuerdo con los pronósticos internacionales de la probabilidad de la llegada del fenómeno de La Niña (asociado con sequía y heladas) a inicios de primavera, este sería un año complejo en disponibilidad hídrica.

Por este motivo, se recomienda para un eventual fenómeno de La Niña adelantar la fecha de siembra, aprovechando las esporádicas precipitaciones durante dicho mes.

CANOLA

En el caso del cultivo de canola se puede recomendar realizar una fertilización adecuada, ya que se ha observado que las plantas pueden sobrevivir de mejor forma.

LEGUMINOSAS

En cuanto a leguminosas como el garbanzo, se puede adelantar la siembra, estableciéndolas en invierno en los meses de julio y agosto, ya que esta leguminosa no se afecta por las heladas.

Una siembra temprana se expone menos a los efectos de la sequía. Sin embargo, si hubiese condición de heladas en periodo de primavera, eso puede ocasionar fuertes disminuciones de rendimientos si ocurren en el periodo de floración.

FRUTALES

Arándanos y frambuesos

En estas especies se recomienda continuar con la poda. Debido a los pronósticos de la llegada del fenómeno de La Niña en primavera, se hacen algunas recomendaciones como el uso de mulch o coberturas de materiales como paja de trigo u otros, que pueden reducir la evaporación del suelo, siendo los estados de máxima sensibilidad a la sequía los de cuaja y crecimiento de frutos.

En métodos gravitacionales de riego se recomienda la limpieza y revestimiento de canales de conducción del agua, control de malezas y uso de tranques acumuladores.

En el caso de la implementación de riego tecnificado, ayudaría a aumentar la eficiencia en el uso de agua del cultivo y en el control de heladas.

HORTALIZAS

En el mes de julio se comienza la preparación de algunos almácigos, como lechugas y puerros, como así también la plantación de coronas en el caso de establecimiento de espárragos.

Debido a la disminución de las precipitaciones debieran aumentar la cantidad de heladas, por lo cual es importante considerar este aspecto en los distintos manejos a realizar y tomar medidas para minimizar los daños, por lo que se sugiere adoptar las mismas medidas recomendadas para los frutales.

GANADERÍA

Los ovinos están entrando en el último tercio de la gestación, por lo que se recomienda comenzar a suplementar con heno y grano, y ofrecer sales minerales que tengan especialmente fósforo, calcio y vitaminas para un mejor aprovechamiento del forraje seco que se les proporcionará.

Por su parte, los bovinos están en la última etapa de gestación, por lo tanto, se recomienda comenzar a suplementar con heno y preparar comederos o canoas para comenzar esa labor ahora.

Por tal motivo se debe tener presente suplementación alimenticia para mantener una adecuada condición corporal.

Fuente: La Tribuna