ciruelas 2Recientemente, se habló de que la ciruela chilena había resultado dañada por las últimas heladas en el país sudamericano, sin embargo, los daños habrían sido leves por lo que se pronostica una temporada normal.

En Portalfruticola.com, hablamos con Andrés Rodríguez, presidente de la Chilean Walnut Commission y Chile Prunes Association, quien nos informó sobre la temporada de ciruelas que está por venir.

Sobre las heladas, Rodríguez indicó que “afortunadamente” cuando éstas ocurrieron, la mayoría de los huertos no iniciaban todavía la floración, sólo en los huertos más adelantados había en torno a un 5% de flor, por lo tanto, el daño habría sido muy localizado.

“Las zonas con algún grado de impacto fueron algunas puntuales donde la helada fue más intensa, como en algunas zonas específicas de las regiones de O’Higgins y el Maule”.

En la región de O’Higgins hacia las costa, la mínima llegó hasta -4,7°C (estación climática ubicada en La Estrella) y la helada se mantuvo por más de 6 horas. De igual forma ocurrió en algunas zonas de la región del Maule (zona de Longaví) con mínimas de -3,9°C por aproximadamente 7 horas.

“En cuanto a la superficie afectada por la helada, en la región del Maule las hectáreas plantadas con ciruelo son bastante menores, en torno al 1% de la superficie nacional. En tanto, en la región de O’Higgins, la zona afectada presenta más hectáreas plantadas con ciruelo, pero la floración estaba recién iniciándose, por lo que el daño que se espera es bajo”, explicó.

Sobre las proyecciones para esta temporada, Andrés Rodríguez, indicó que se espera una temporada normal.

“La cosecha anterior fue más bien alta y retrasada por lo que se podría esperar una leve disminución del volumen aunque dentro de rangos normales de producción para nuestro país. De todas formas a fines del mes de octubre con la fruta ya cuajada se puede tener una visión más concreta de cómo viene la temporada”.

Dado que se pronostica una primavera cálida, el presidente de Chile Prunes Association, explicó que se espera que la fruta alcance buenos niveles de azúcar al llegar la cosecha.

“La temporada pasada, había un gran volumen de fruta en los árboles y el volumen cosechado fue alto, por lo que el calibre disminuyó respecto a temporadas anteriores. Es por esto, que muchos agricultores realizaron podas más intensas y en muchos casos se está evaluando poder realizar raleo mecánico para favorecer el calibre”, señaló.

“Todo dependerá de las condiciones futuras y la fruta que cuaje al terminar la floración”.

Debido a la transición de El Niño a La Niña, los agricultores ya esperaban algunas heladas para primavera, sin embargo, la ventaja fue que cuando ocurrió, en los campos no había un gran número de flores abiertas.

Distinta fue la situación en Argentina, donde las heladas fueron reiteradas y donde la floración presentaba un adelanto de más de 15 días respecto a una temporada normal.

En cuanto a los desafíos que presenta el sector de la ciruela en Chile, Andrés Rodríguez destacó la importancia de optimizar la calidad de la fruta y que será el tema central en el XVI Congreso Mundial de Ciruelas Deshidratadas de este año.

“Este congreso se va realizando en distintos países del mundo y cada diez año es el turno de Chile, por lo que estamos muy contentos de que este año se realice en nuestro país”.

“La calidad es un desafío para toda la industria mundial de la ciruela deshidratada y hoy Chile ha pasado a ser el primer exportador a nivel mundial por lo que debemos tomar muy en serio este desafío que se ha planteado a toda la industria mundial”, concluyó.

Fuente: Portal Frutícola