ciruelas-deshidratadas“Que los estudios internacionales avalen que la ciruela deshidratada detiene la osteporosis o debilitamiento de la masa ósea, y más aún, que permita regenerarla, constituye un mensaje clave que la industria mundial y chilena deben aprovechar a futuro y desarrollar en sus promociones y marketing”, fue la declaración común de los expositores  en el Congreso Mundial de la Ciruela Deshidratada organizado por IPA y desarrollado en Santiago, Chile.

Esta es una de las conclusiones que refirió ayer Pedro Pablo Díaz, presidente de Chile Prunes, al cierre de la segunda jornada y final del Congreso Mundial de la Ciruela Deshidratada, organizado por este gremio y la International Prune Association (IPA), destacando la relevancia y valor que han adquirido los productos agroindustriales en el mundo.

Entre las conclusiones destacan desafíos como que los mercados internacionales están requiriendo fruta de calibres más grande, y que los calibres pequeños no tienen una buena aceptación incluso cuando se bajan considerablemente los precios de este tipo de fruta.

También surgen como reveladores los nuevos usos de la ciruela deshidratada más allá de los snacks, “que nos obliga a soñar ‘fuera de la caja’, romper paradigmas y empezar a darle vuelta a este producto que bien puede ser ofrecido en formatos de jugos, mermeladas, bombones, e incluso, aromas. Hay mucho que avanzar en término de nuestros productos, marketing y promociones”, agregó.

En el evento, Joe Turkovich, productor, miembro del directorio de Sunsweet Growers, y presidente del California Dried Plum Board, y quien ha participado activamente de la línea investigativa de esta institución, hizo una profunda revisión al manejo de los árboles, su funcionamiento y el efecto de luz en la calidad de la fruta.

Entre las recomendaciones señaló que hay que ser cuidadosos en la poda de los árboles, pues el nuevo crecimiento que se generará roba energía a la fruta y así, reducimos la cosecha y la calidad de ésta. En cuanto al raleo, dice que se debe hacer de forma temprana, pues mientras más tarde, menor será el impacto. Añadió que los productores muchas veces se preocupan cuando ven muchos frutos en el suelo, pero es mejor dejarla ahí y no destruir el valor de la cosecha restante, aun cuando reconoce diferencias de clima (más seco y parejo en EE.UU. y más húmedo y con días de lluvia en Chile) que hacen que la fruta se caiga menos en California versus Chile.

Más adelante, Cristián Valdés, asesor agrícola de Agro al Cubo, presentó un modelo estadístico que predice el calibre medio donde se logra maximizar la rentabilidad en base a las características de cada huerto y a la estructura de precios de cada temporada.

Qué manejo agronómico permite alcanzar el calibre óptimo? De partida, la regulación de la carga frutal (clave la poda de invierno); luego, un riego adecuado, idealmente de precisión; y tercero, saber cosechar con la madurez óptima (3,5 Lb firmeza de pulpa), por ejemplo, si cosecho muy tarde, dejó de ganar US$ 2 mil por hectárea, dice Valdés.

El consultor entregó algunas conclusiones:

– Para motivar un aumento de calibre por parte de los productores, los precios en Chile debieran ajustarse a curvas más agresivas hacia la fruta de mayor tamaño.

– Los productores deberán tomar herramientas que les permita alcanzar el calibre que maximiza su rentabilidad. No alcanzarlo tiene un impacto muy alto en los beneficios.

– Los productores deben colocar esfuerzos importantes en controlar el inicio de la cosecha. Mayor madurez = mayor rentabilidad.

Panorama económico global y de Chile

Otro de los expositores, Tomás Izquierdo, de Gemines, quien hizo referencia al panorama económico mundial, señalando que hay una descomposición del cuadro político tradicional, con abusos de políticas monetarias expansivas y una globalización, cuya costo es el descontento de las clases medias.

Se manifiestó optimista con China que está llamado a ser un gran consumidor de productos globales, y una alta demanda interna. También precisó que en Latinoamérica hay vientos de cambio positivos, sobre todo para 2017 con un crecimiento de 1,8%.

El giro más relevante tiene que ver con Brasil, en donde se están logrando acuerdos políticos para hacer reajustes fiscales muy duros.

En cuanto a Chile -señaló el ejecutivo-, la baja del PIB y de la inversión se relaciona en una mitad con el fin del ciclo de oro de la minería, y la otra mitad es “auto-infringido”, obedeciendo al factor político que denomina “la captura de la autoridad”. Tras esto, señala que “todo indica que el próximo Gobierno será de centro, ya sea de centro-derecha o de centro-izquierda”.

Fuente: Simfruit según ChilePrunes