Comparte

Por lo generar, solemos ver a los actores como personas con mucha personalidad para interpretar variados papeles, besarse con sus colegas e incluso tener escenas íntimas. Sin embargo, no siempre esto es fácil para ellos, pues pese a su profesionalismo, al igual que cualquier ser humano también sienten pudor.

Así como lo reveló el actor de 60 años, Bastián Bodenhöfer, que en el programa de Martín Cárcamo «Los 5 Mandamientos» al ser consultado sobre si le ha tocado hacer muchas escenas de sexo, contó una especial experiencia: «Bastantes… Por ejemplo, en Sussi de Gonzalo Justiniano, tenía una escena cama con la Marcela Osorio. Entonces el director quería que yo estuviese abajo y ella arriba desnuda. Ella galopando sobre mí”.

Luego prosiguió: «Pero a mí me dio tanto pudor, que nunca me atreví ni siquiera a mirarle las tetas. Por pudor. Pensando ‘pucha, no vaya a pensar ella que a lo mejor yo lo único que quiere es mirarle las tetas. Y no, yo soy profesional, la voy a mirar directamente a la cara».

La escena no quedó bien

Y eso no fue todo, porque el actor contó un inconveniente en la escena: “Hicimos la escena. Y después cuando ya se hizo la película, me llaman por teléfono y me dicen ‘hay que doblar esa escena porque el sonido no quedó bien’. Entonces me citaron a un estudio de sonido, me mostraron la escena, ‘ya, ¿y qué tengo que hacer?’. ‘Los gemidos’.

“Y ahí por primera vez veo la escena y veo a la Marcela con todas sus curvas y toda la cosa y fui incapaz de doblarlo. Pudor. Atroz. Finalmente fue el asistente de dirección el que hizo los gemidos, porque yo no fui incapaz”, agregó el actor.

“O sea, los gemidos de esa película…”, le dice Martín. “No son míos”, contesta Bastián.

Recordemos que la película «Sussi» fue estrenada con éxito de taquilla en 1987 y fue dirigida por Gonzalo Justiniano.