• Cargando...
En Vivo
Señal 1 Señal 2
  • Contacto
  • Frecuencias

José Antonio Neme también acusó recibir mensajes tras hablar de Johannes Kaiser

Andrés Cortés
José Antonio Neme también acusó recibir mensajes tras hablar de Johannes Kaiser Crédito: Captura Mega

En la jornada de hoy en “Mucho Gusto” se tocó el caso del diputado electo Johannes Kaiser.

Esto, luego de que se viralizaran los comentarios que lanzó en contra de las mujeres, motivo por el cual el futuro parlamentario optó por renunciar al Partido Republicano.

En este contexto el animador del matinal reveló haber recibido mensajes, luego de que tocaran este tema junto a su colega Diana Bolocco.

“Hay temas en los que todos debiéramos estar de acuerdo. Me da lo mismo que la gente me insulte en redes sociales, porque hay cosas que no se pueden permitir”, señaló de inicio.

Luego continuó: “Son temas que uno tiene que administrar con cierta altura y poco fanatismo“.

Tras una intervención de Bolocco, Neme rememoró lo ocurrido con Jorge Baradit, quien también fue interpelado por mensajes misóginos en las redes.

Independiente de lo que pase con el señor Kaiser o el señor Baradit, esto no es la política del empate, pero qué quieren, ¿que nos callemos? ¿En ese país quieren que vivamos? Hablamos del señor Kaiser, pero no podemos hablar de Baradit; hablamos de Baradit, pero no podemos hablar del señor Kaiser. No, podemos hablar de todo”, explicó.

Y su mensaje no quedó ahí, ya que luego le lanzó un mensaje a los espectadores que lo critican por su función: “Si a usted no le parece lo que estamos hablando, tiene otras alternativas también, pero tenemos que terminar con el tema de la conducción del discurso”.

En esta línea Neme se sacó el audífono que tiene conexión con la dirección de “Mucho Gusto”, como un gesto para dejar en claro que no los pautean, para luego soltar su manifiesto.

“Lo que quiero es despejar el tema de que aquí somos todos unos operadores comunicacionales de acá o de allá. Hoy los medios de comunicación tienen la responsabilidad de llamar a la paz, al acuerdo y consenso. Esa es la gran responsabilidad. No podemos seguir de esta manera”, soltó.

Por último expresó: “Díganme amarillo, que tenemos hepatitis, lo que usted quieran, pero yo prefiero ser amarillo que tener convicciones firmes y ver al del frente como un enemigo“.