Comparte

64.000 personas fallecieron por adicción a la heroína durante el año pasado.

El presidente de Estados Unidos, Donald Trump, declaró este jueves una "emergencia de salud pública" por el uso de opiáceos, como la heroína, cuyo consumo provocó la muerte de 64.000 personas en 2016 y que sugiere ser la peor crisis de consumo de drogas.

El mandatario declaró: "De manera efectiva a partir de hoy, mi Gobierno declara la epidemia de los opiáceos como una emergencia de salud pública" y además, afirmó que esa nación es el mayor consumidor de analgésicos en el mundo.

Trump aseguró que declarar esta crisis permitirá destinar mayores fondos tanto a nivel estatal como federal para luchar contra la adicción a medicamentos con receta como OxyContin o Vicodin, lo que lleva a muchas personas a volverse adictos a la heroína.

Según datos citados por el mismo presidente y que fueron entregados por los Centros de Control y Prevención de Enfermedades (CDC), 64.000 personas fallecieron el año pasado en Estados Unidos por sobredosis de drogas, incluidas la heroína, lo que supone que 175 personas mueren al día por esta causa.

La declaración de "emergencia nacional" durará 90 días pero podría ser renovada de manera indefinida.

Últimas Noticias