Merinoi1
Twitter
Comparte

El nuevo presidente de Perú, Manuel Merino, defendió la "constitucionalidad" de su Gobierno de transición a cuatro días de asumir "de facto" la Presidencia tras la destitución de Martín Vizcarra.

Las declaraciones se dan en medio de un debilitado panorama político donde se acusa que el Parlamento destituyó a Vizcarra -por 105 votos de 130- luego de que su gobierno iniciara una serie de investigaciones por corrupción en la política.

Sin embargo, el Parlamento lo acusó de "incapacidad moral" a raíz de una investigación de presunta corrupción cuando fue gobernador regional de Moquegua (2011-2014).

Merino asumió la Presidencia, manteniéndose como parlamentario, y dijo que en cualquier caso esperará "respetuosamente" la resolución del Tribunal Constitucional (TC), prevista para el próximo miércoles, sobre la legitimidad del mismo.

No obstante, su ingreso en el poder Ejecutivo ha generado masivas protestas en el país en rechazo a la destitución de Vizcarra, que gozaba de popularidad, el desbalance de poderes por seguir ejerciendo su función parlamentaria, y las políticas e intereses particulares que están detrás de la vacancia.

Merino dijo que como titular del Congreso ni siquiera hizo uso de su voto, en el debate de destitución de Vizcarra, y que ahora "respetuosamente, tenemos que esperar los resultados en los actos legales que se están llevando" sobre la legitimidad del proceso, a través de la demanda competencial presentada por el anterior Ejecutivo ante el TC.

Asimismo, afirmó que el gobierno que dirige "no obedece a una línea política en particular" y que "todos los integrantes del gabinete saben que el objetivo principal es sacar adelante el Perú" en los meses que restan para los comicios del 11 de abril del 2021 y la transferencia de mando en julio próximo.

Pese a esta declaración, tanto el nuevo primer ministro Ántero Flores-Aráoz, como sus ministros, provienen de sectores muy conservadores y minoritarios del espectro político peruano.

Respecto a las protestas en las calles lideradas en su mayoría por estudiantes y jóvenes, el mandatario expresó su "respaldo a la juventud" al considerar que responden a "su propia preocupación de no haber culminado sus estudios" o haber perdido su trabajo por la pandemia de la covid-19.

Si bien esos temas han sido y son preocupaciones de los jóvenes peruanos, lo cierto es que en las marchas el principal reclamo, de lejos, ha sido la preocupación por la situación de la democracia en el país y subrayar la ilegitimidad del gobierno de Merino.

 

Últimas Noticias