Comparte

La ola de calor que durante los últimos días ha afectado a la península ibérica ha dejado ya más de 300 muertos en Portugal y España, mientras que en el Reino Unido se declaró alerta roja por la llegada de las altas temperaturas durante este fin de semana.

Desde el Instituto de Salud Carlos III, entidad dependiente del Ministerio de Sanidad de España, se informó que solo entre el 10 y 12 de julio se registraron 84 muertes por los efectos de las temperaturas récord que se han registrado.

En ese sentido, en ciudades como Madrid, Sevilla, Zamora y Orense, se han visto temperaturas de 40°C.

Por otro lado, entre el 7 y 13 de julio se ha contado en Portugal "un exceso de mortalidad" de 238 fallecimientos sobre la media habitual en estas fechas, cifra que según la Dirección General de Salud se atribuye a los elevados niveles de mercurio.

Fue este martes de 12 de julio cuando Portugal batió su récord de calor, con una máxima de 47°C registrada en Pinhao-Santa Barbara.

En lo que respecta al Reino Unido, las autoridades locales advirtieron que este fin de semana los termómetros podrían llegar hasta los 35°C, 10 grados más que la media habitual en Londres en estas fechas.

Últimas Noticias