Comparte

Al menos siete personas han muerto y otras 41, incluidos niños, han resultado heridas por un atentado con coche bomba frente a una mezquita Kabul, capital de Afganistán.

La explosión ocurrió poco después de que los fieles empezaran a abandonar el recinto, según ha informado el portavoz del Departamento de Seguridad, Jalid Zadran.

"Atacar mezquitas y fieles es un crimen imperdonable. La nación debe cooperar con el sistema para eliminar a los criminales", ha expresado en un mensaje en su perfil oficial de Twitter el portavoz del régimen talibán, Zabihulá Muyahid.

La mezquita de Uazir Akbar Jan, situadas en el Distrito Policial 10, está situada en la conocida como ‘Zona Verde’ de la capital de Afganistán, donde se encuentran numerosas embajadas y edificios gubernamentales.

Según ha informado Zadran, las autoridades se encuentran inmersas en las labores de investigación para dar con los responsables de "este brutal acto" que, por el momento, no ha sido reclamado por ningún grupo terrorista.

Últimas Noticias