Tehran
Comparte

La organización no gubernamental Iran Human Rights (IHR) ha informado de que el balance de muertos por las protestas en Irán tras la muerte de Mahsa Amini ha aumentado a 50, si bien las autoridades iraníes han contabilizado al menos 17 fallecidos a causa de la represión.

"Según los informes, continúan las protestas callejeras en muchas ciudades iraníes, incluidas Tabriz, Shiraz, Rasht y Qazvin. Debido a las interrupciones generalizadas de Internet en todo el país, no se han publicado videos e imágenes de estas protestas", ha precisado en un mensaje en su perfil oficial de Twitter.

De esta forma, la ONG ha instado "una vez más" a la comunidad internacional a reaccionar y evitar "la matanza masiva del pueblo iraní", al tiempo que ha denunciado que las fuerzas de seguridad están disparando balas contra manifestantes pacíficos.

El Ejército de Irán ha advertido este viernes a quienes se han echado a las calles en los últimos días tras la muerte en dependencias policiales de Amini, una joven de 22 años que fue detenida por llevar mal el velo, de que están preparados "para hacer frente a las conspiraciones de los enemigos".

Estas advertencias se dan un día después de que el presidente del Tribunal Supremo de Irán, Gholam Hossein Mohseni Ejei, pidiera a las fuerzas de seguridad de la nación persa que respondieran con dureza a las protestas que desde el pasado fin de semana se vienen dando en varios puntos del país.

Amini, de la minoría kurda iraní, fue detenida el 13 de septiembre en Teherán por vestir de forma inadecuada. Falleció tres días después de caer en coma tras desmayarse en un centro de detención, en medio de denuncias sobre torturas y malos tratos. La Policía ha negado las acusaciones y el presidente iraní, Ebrahim Raisi, ha prometido una investigación.

Últimas Noticias