Raul Zamora/Aton Chile
Comparte

La Cámara de Diputados aprobó hoy la creación de una comisión investigadora por la desaparición de Ricardo Harex González, ocurrida el 19 de octubre de 2001 en Punta Arenas, cuando tenía 17 años. En los hechos está involucrado un sacerdote que se suicidó.

La nueva instancia investigadora, solicitada por 73 diputados/as, deberá recabar antecedentes respecto de la actuación del Ministerio del Interior y Seguridad Pública, del Ministerio de Justicia, Carabineros y la Policía de Investigaciones de Chile.

Además, deberá rendir su informe en un plazo no superior a 90 días y para el desempeño de su mandato podrá constituirse en cualquier lugar del territorio nacional.

Los solicitantes indicaron que, en estos casi 17 años de investigación policial, los antecedentes apuntan a eventuales negligencias en el actuar de las fuerzas policiales.

"Sería posible, a lo menos, evidenciar una serie de acciones que se manifiestan en omisiones de protocolo, errores y contradicciones lógicas en las diversas diligencias investigativas", se acota.

Los parlamentarios también plantean que hubo diversas presiones para la "ocultación de datos que serían claves para dar con la verdad de los hechos".

En este ámbito, apuntan directamente a la iglesia Católica, ya que la última vez en que se vio con vida al joven, este estuvo con un sacerdote a quien se le señala como cercano y que había sido trasladado desde Valdivia a Punta Arenas, como forma de castigo por investigaciones de la que era objeto y que se relacionaban con abuso a menores de edad.

Últimas Noticias