Paul Plaza/Aton Chile.
Comparte

Un cuarto de los niños en Chile (22,7%) dice sufrir violencia psicológica en sus hogares. Es decir, sus padres o adultos significativos los critican, amenazan o no los hacen sentir bien con ellos mismos, siempre o casi siempre, según un estudio realizado por la ONG World Vision y la Universidad de Chile.

La información aparece hoy en El Mercurio, que añade que la violencia física, esto es, recibir golpes, cachetadas o empujones siempre o casi siempre, es autorreportada por cuatro de cada 10 niños (41,4%), según los datos del estudio "Modelos culturales de crianza en Chile: castigo y ternura, una mirada desde los niños y niñas".

En el estudio -en el que se participaron 2.456 niños de séptimo y octavo básico de colegios municipales, particulares y particulares subvencionados de cinco regiones del país (Antofagasta, Metropolitana, Valparaíso, Biobío y La Araucanía)- también se pudo saber la cantidad total de niños que sufren una o ambas formas de violencia. En ese caso la cifra llegó al 49,9%, es decir, uno de cada dos hogares en Chile utiliza la violencia como un método de crianza.

"La violencia está naturalizada en los patrones de crianza, y un dato que nos llama la atención es cómo los niños validan esas conductas", explicó al diario el director de Incidencia de World Vision, Juan Pablo Venegas, quien participó en el estudio.

"En el caso de aquellos niños que les gritan a los padres y reciben un golpe, el 46% dice que replicaría el golpe si fuera un adulto en la misma situación", agregó.

Sin embargo, a pesar de la alta cifra de violencia, los niños también reconocen altas prácticas que demuestran ternura por parte de sus madres y padres. El 93,2% de los encuestados dijo que sus progenitores les daban besos, les decían que lo querían y/o lo hacían sentir bien consigo mismo siempre o casi siempre.

Últimas Noticias