Comparte

Tras la promulgación de la ley que despenaliza la interrupción del embarazo en tres causales, en septiembre de 2017, el ministerio de Salud contabilizó 394 casos en establecimientos públicos al 16 de julio.

El catastro fue realizado por el Departamento de Estadísticas e Información en Salud, el que también revela que 194 de los casos corresponden a la causal uno, que se refiere a cuando la mujer se encuentre en riesgo vital.

El 35% de los casos dice relación a la causal dos, que el embrión o feto padezca una patología congénita adquirida o genética, incompatible con la vida extrauterina independiente.

Los 64 casos restantes, corresponden a la causal número tres, la cual hace referencia a que el embarazo es resultado de una violación.

Teniendo en cuenta que la normativa establece que la mujer tiene derecho a un programa de acompañamiento en el proceso de “discernimiento”, se hizo presente que 54 de ellas no lo aceptaron y que 270 sí, según revela La Tercera.

Últimas Noticias