La Corte de Santiago condenó a tres ex agentes de la Dirección de Inteligencia Nacional (DINA) por su responsabilidad en el secuestro calificado de Rubén David Arroyo Padilla.

El hecho ocurrió el 25 de noviembre de 1974, en el marco de la denominada “Operación Colombo”.

En fallo dividido la Undécima Sala del tribunal de alzada rebajó a 7 años de presidio efectivo las penas que deberán purgar los agentes Pedro Espinoza Bravo, Raúl Iturriaga Neumann y Miguel Krassnoff Martchenko, en calidad de autores del delito.

De esta forma, se rebajó de 13 a 7 años de cárcel la condena establecida en primera instancia por el ministro en visita Hernán Crisosto Greisse.

En el fallo se detalla que Arroyo fue detenido por los condenados, el 25 de noviembre de 1974, cuando se dirigía desde su domicilio a su lugar de trabajo, para ser trasladado a Villa Grimaldi.

Además, se agrega que “durante su estada en el cuartel, Arroyo permaneció sin contacto con el exterior, vendado y amarrado, siendo continuamente sometido a interrogatorios bajo tortura por agentes de la Dina que operaban en dicho cuartel con el propósito de obtener información relativa a integrantes del MIR, para proceder a la detención de los miembros de esa organización”.

Finalmente, se establece que Arroyo fue visto por última vez con vida en diciembre de 1974, y posteriormente fue reportado muerto en Argentina el año 1975, pero que “las publicaciones que dieron por muerto a la víctima Arroyo Padilla tuvieron su origen en maniobras de desinformación efectuada por agentes de la DINA en el exterior».

Cabe recordar que hasta el momento Miguel Krassnoff Martchenko acumula condenas por un total de 655 años de presidio, debido a diversos delitos por violaciones a los Derechos Humanos.