Comparte

“A los que entran de forma ilegal y que tienen antecedentes criminales en sus países, o cometen delitos en Chile, los vamos a expulsar, los estamos expulsando y vamos a seguir expulsando” de esta forma sentenció el Presidente, Sebastián Piñera, el destino de aquellos inmigrantes que según las autoridades han incurrido en delitos, y hoy están siendo deportados.

Esto a propósito del destierro de 69 bolivianos y 8 peruanos que fueron regresados a su país de origen el día de hoy.

Aunque el Primer Mandatario indicó que “no tiene una meta (numérica) de expulsión”, el Ministerio del Interior comunicó que el número de personas echadas del país en lo que va de 2018, supera en 43% a los expulsados durante los primeros 8 meses de 2017.

Bajo el lema “poner orden en la casa” han sido repatriados 1.187 extranjeros, la mayoría de ellos por estar vinculados a delitos de narcotráfico, según la Subsecretaría de Interior. Las autoridades esperan que estos ciudadanos cumplan la condena por sus delitos en sus respectivos países.

Desde que Piñera anunció su reforma de las políticas migratorias en la nación, se han endurecido las condiciones para aquellos que poseen antecedentes penales o se encuentran en situación irregular.

Hasta ahora, quienes han sido expulsados, como producto de los operativos, no podrán regresar a Chile en un lapso de 10 años.

Últimas Noticias