FOTO: ANDRES GAETE/AGENCIAUNO
Comparte

El sector hotelero de la Región de Valparaíso pronostica lleno total por la masiva llegada de turistas que buscan presenciar el Año Nuevo en el Mar este lunes por la noche.

A mediados de diciembre el rubro alcanzó un mínimo histórico de 30 por ciento por las movilizaciones portuarias, situación que ha comenzado a revertirse en la última semana, con estimaciones de que un millón de personas arribarán a la región hasta este lunes.

El alcalde de Valparaíso, Jorge Sharp, afirmó que tanto en esa ciudad como en Viña del Mar y Concón "vamos a tener la capacidad hotelera copada completamente, como ocurre todos los años".

"En el caso de Valparaíso todavía hay un poco de espacio, porque existía en su momento la incertidumbre si se iba a realizar o no la fiesta, pero despejado aquello hay ofertas de todo tipo, desde las hostales hasta los hoteles boutique", explicó.

Sharp añadió que "Viña tiene lo suyo, Concón también, en consecuencia todavía hay espacio, y todavía hay precios asequibles para que vengan a acompañarnos".

Se espera que este lunes se entreguen los números que, según la Cámara de Comercio, elevarán a esta cifra preliminar a las tasas normales, es decir, por sobre el 80 e incluso el 90 por ciento.

Por otro lado, la Seremi Regional de Salud sigue fiscalizando en esta jornada a locales de expendio de bebidas alcohólicas y restaurantes, mientras que la Gobernación está revisando las distintas fiestas masivas autorizadas en la zona y Carabineros vigila a través de dispositivos de seguridad en torno a carreteras y lugares de mayor concurrencia.

El gerente de Ingenería y Operaciones de Chilquinta, José Morales, hizo un llamado a los vecinos de la región a evitar los accidentes eléctricos más comunes de esta época, que suelen ocurrir por el uso de pirotecnia ilegal, confeti que causa daños a los cables al ser lanzado o al subir a los postes del tendido eléctrico.

"Cualquier elemento que las personas utilicen para festejar, para celebrar, lo que pedimos es que por favor lo hagan lejos de las redes eléctricas, y que por supuesto tampoco escalen o se suban a los postes eléctricos por los riesgos que tienen para ellos", indicó Morales.

En caso de que se produzca una emergencia, tal como la caída de un cable u otras fallas, "el llamado es a que las personas no se acerquen, que no lo toquen, y que inmediatamente se comuniquen con nosotros".

Los habitantes de Valparaíso pueden contactar a Chilquinta al 600 600 5000, a través de su cuenta de Twitter o de su aplicación Chilquinta App.

Agencia UNO

Últimas Noticias