Comparte

La familia del mártir de Bomberos Nicolás Soto decidió donar sus órganos, cumpliendo con la voluntad del joven de 20 años que falleció luego de quedar grave tras un accidente mientras combatía un incendio forestal en la comuna de Nueva Imperial, Región de La Araucanía.

Uno de los beneficiados de esta noble decisión fue Agustín Cortez, un niño oriundo de Talcahuano internado en el Hospital Luis Calvo Mackenna, quien recibió un riñón del voluntario.

La información fue dada a conocer por el padre del menor, Francisco, y aprovechó su cuenta de Facebook para dar sus agradecimientos.

"El Agus está un poco mejor. El riñoncito aún no agarra fuerzas como los médicos quieren, pero vamos con fe y que con el paso de las horas vaya evolucionando mucho mejor", escribió, en conjunto de una foto de su hijo y una foto de Nicolás.

https://www.facebook.com/permalink.php?story_fbid=309486163085888&id=100020735208706

 

 

Últimas Noticias